Por FRANCISCO VARGAS M. 
Enviado Especial
(Crónica y Fotos)

LEÓN, Guanajuato.- Vaya noche triunfal fue la que se vivió en la Plaza “La Luz”, en lo que fue la Tercera Corrida de Feria de León, en la cual los matadores Julián López “El Juli”, Juan Pablo Sánchez y Luis David Adame salieron a hombros tras cortar dos orejas, dos a uno de regalo y tres apéndices respectivamente; mientras que el rejoneador Santiago Zendejas que estrenó su alternativa, perdió trofeos por fallar con la espada.
Con casi lleno y clima fresco, se jugaron siete toros de la ganadería de Teófilo Gómez uno de ellos de regalo, mismos que fueron manejables y no presentaron complicaciones, careciendo algunos de ellos de fuerza, destacando el cuarto, sexto y el de regalo. También hubo uno de La Playa que fue bueno y tuvo recorrido.

SANTIGO ZENDEJAS (Rejoneador)
Estrenó su alternativa que tomo por la tarde con “Sesentón”, con el cual montando a único, clavó un rejón de castigo viniendo lo mejor en banderillas arriba de “Distinto”, “Aníbal” y “Zeus” con los cuales se lució en banderillas cortas, a dos manos y cortas, dejándose llegar cerca los pitones a su cabalgadura. Lamentablemente pinchó con el rejón de muerte, dejando en el segundo viaje trasero y caído para salir al tercio.

JULIÁN LÓPEZ “El JULI” (Azul Noche y Oro)
Con su primero “Vencedor”, un toro que embestía rebrincado sin fuelle, estuvo voluntarioso sacando pases por demás meritorios. Pinchazo y estocada para escuchar palmas y pitos el astado.
Lo mejor vino con “Mal Querido”, mismo que le sacó el buen fondo y le hizo una faena llena de maestría. Con capa lanceó a la verónica de manera sedeña, quitando lucidamente por chicuelinas con manos bajas. En lo que toca muleta, cuajó una faena por ambos lados de altos vuelos, llena de torería y enorme dimensión, misma que rubricó de certera y efectiva estocada, siendo premiado con las dos orejas.

JUAN PABLO SÁNCHEZ (Carmesí y Oro)
El diestro aguascalentense poco pudo hacer tanto con “Caminero”, protestado por su pobre apariencia y “Cuate” que fue un inválido, por lo que tuvo que abreviar en ambos, teniendo silencio.
Regaló a “Polvo de Oro”, con el cual una vez que lo lanceó con capa, logró una faena con el sello de la casa, con series por ambos pitones y pases en redondo, lentos, templados y con despaciosidad, sin faltar sus adornos como dosantinas y cambios de manos por delante. Se fue por uvas, dejando estocada fulminante para petición de las dos orejas que le fueron concedidas.

LUIS DAVID ADAME (Palo de Rosa y Oro)
“Chacharero” lo recibió con verónicas y chicuelinas armoniosas, quitando por lucidas saltilleras. Teniendo enfrente un buen colaborador, logró una faena prácticamente derechista que tuvo gran calado, donde intercaló adornos como arrucinas y dosantinas. Pinchazo y estocada para petición de oreja misma que le otorgó usía Guillermo Ruenes.
Con su segundo “Cubetero”, lo recibió con una larga cambiada, llevando al toro al picador con chicuelinas andantes. Quitó enseguida por navarras, mientras que con sarga, hizo una faena vibrante por ambos pitones llena de actitud, entrega y valor, sufriendo una impresionante vuelta de campana que no pasó a mayores. Entre las notas de la “Pelea de Gallos” y “Caminos de Guanajuato”, continuó en ese mismo tenor, escuchando el grito de: “torero, torero”. En la suerte suprema, dejó estocada hasta la empuñadura para cortar dos orejas.
Al final Julián López “El Juli”, Juan Pablo Sánchez y Luis David Adame, salieron a hombros concluyendo de esta manera la gran noche taurina. ([email protected])