Sergio Alonso Méndez

La Noticia:

El presidente norteamericano se convierte en el tercer mandatario que será juzgado en el Senado, acusado de abuso de poder y de obstrucción al Congreso… (elpais.com).

Comentario:

Donald Trump logró pasar a la historia. Si no por otros logros, será recordado por ser el tercer presidente norteamericano en ser juzgado en el Senado. Imagine cuando sus hijos (o usted mismo, si es fuerte) lean en 2060 que un cuarto presidente merece el Impeachment y el nombre de Donald Trump salga a flote, junto con los de Andrew Johnson y Bill Clinton. Sin duda una vergüenza.

Pero ahí quedará todo, en una vergüenza. Cuando el juicio llegue al Senado, Trump será absuelto. Si algo quedó claro en el proceso para declarar el Impeachment, es que los congresistas votaron según la línea de su partido. En la Cámara Baja el Partido Demócrata tiene mayoría y esa fue suficiente para inculpar a Trump. Todos los demócratas, excepto dos, votaron por juicio. Todos los republicanos votaron en contra.

En el Senado, el Partido Republicano tiene mayoría. De los 100 senadores, 53 son republicanos. Para que se declare culpable a Trump y sea sustituido como presidente, se requieren 67 votos. Difícilmente va a ocurrir. Es más probable que el Necaxa gane el campeonato y ya se vio lo difícil que es eso.

En el Congreso, los republicanos no solo votaron en contra, sino que lo defendieron con declaraciones. “Cuando Jesús fue acusado falsamente de traición, Poncio Pilatos le permitió enfrentar a sus acusadores”, dijo el diputado por Georgia Barry Loudermilk. Según los republicanos, los demócratas no permitieron a Trump defenderse. Aunque no mencionan que la Casa Blanca declaró públicamente que no participaría en el proceso. El líder de la bancada republicana en el Congreso, Kevin McCarthy, declaró: “Donald J. Trump es el presidente de Estados Unidos. Es presidente hoy. Y será el presidente mañana, y seguirá siéndolo cuando este juicio termine”. Haciendo clara la postura republicana de que Trump será absuelto.

El mismo Trump, en una extensa carta abierta a Nancy Pelosi escribió: “Les dieron más acceso al debido proceso a quienes fueron acusados en los juicios de Salem por brujería.” En la misma carta trivializa las acusaciones en su contra y se declara inocente. Incluso dice que cuando habló de un favor con el presidente de Ucrania, la causa de la condena en primer lugar, lo hizo en plural y no en singular, dando a entender que hablaba en nombre de todos los estadounidenses y no a nivel personal para verse beneficiado.

Queda claro que el Impeachment no procederá en el Senado y Trump sólo quedará con el mal recuerdo de haber sido procesado. ¿Cómo afectará esto las elecciones? Probablemente en nada porque las preferencias ya están definidas. Quienes respaldan a Trump (sí, hay muchos) en general no cambiarán su voto por esto. Quienes lo odian, lo hacen desde el primer día de su presidencia.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com