Leonel Ríos
Agencia Reforma

ORLANDO, Florida, EU.-Pareciera que, en pleno 2020, trasladarse en auto, barco o avión para vivir las anheladas vacaciones está convirtiéndose en tema del pasado. Y viajar a bordo de naves espaciales hacia una galaxia muy lejana, para muchos, es una tentadora opción.

Sucede que en el puesto de avanzada Black Spire, en el planeta Batuu, existen dos opciones para viajar en naves espaciales.

Pero, para llegar ahí, hay que hacer una parada en Disney’s Hollywood Studios, en Orlando, Florida, y afiliarse a una fuerza militar fundada por la General Leia Organa: la Resistencia. Sí, es un viaje arriesgado, pero vale la pena.

La primera opción para realizar este viaje interestelar está en el paseo Rise of the Resistance.

En sentido estricto no es un viaje «de placer», más bien es un escape, pero ¡ah, que divertido será! Resulta que La Primera Orden (una dictadura militar que gobierna parte de la galaxia) descubrió, en Batuu, el campamento de la Resistencia (donde previamente nos afiliamos) y habrá que huir.

Entrando por un bosque entre ruinas de piedra, hallamos el campamento hasta llegar a una sala de reunión donde un holograma de Rey (heroína de la causa) nos comparte el plan de escape. Es hora de abordar la primera nave: una I-TS, embarcación que viaja a la velocidad de la luz y es piloteada por el Teniente Bek (sí, él tiene cabeza de calamar y es de la misma raza del Gran Almirante Ackbar). Vamos de pie, pero… «tengo un mal presentimiento sobre esto».

Nos captura un Destructor Estelar de La Primera Orden con todo y Kylo Ren a bordo (el más malo de los malos).

Al abrir las puertas de la I-TS, nos rodea una flota de 50 Stormtroopers. Nos llevan como prisioneros ante Kylo. Abordamos un carrito piloteado por un androide R5. Por fortuna, la Resistencia lo reprogramó para escapar.

Entre una batalla épica, recorremos parte de la gran nave, teniendo de frente a un par de AT-AT de casi 20 metros, perseguidos por Kylo y auxiliados por el infiltrado Finn, para llegar a los vehículos de evacuación.

Casi logramos escapar. La sensación de salir del Destructor y moverse en el espacio es totalmente real. Llegar a tierra firme y saludar al Teniente Bek hace que todo haya valido la pena.

Todo fue real, lo vivimos en carne propia.

Para saber

– Cada rincón de las instalaciones tiene detalles documentados y certificados, pon atención a cada
uno de ellos.
– Dependiendo en qué I-TS te subas, podrás ver los AT-AT de frente o de lado.
– La duración del juego es de 18 minutos aproximadamente, de los paseos más extensos en Disney.
– La tecnología de los animatronics (A-1000) es la más avanzada en la actualidad e incluye las voces originales de los actores de la saga de Star Wars.
– La atracción abrió sus puertas el 5 de diciembre de 2019 en Disney’s Hollywood Studios, en Orlando, y el 17 de enero de 2020, en Disneyland Park, en California.