Ante la temporada de ciclones 2019 en el país, donde se esperan lluvias de moderadas a fuertes para Aguascalientes durante los meses de junio a septiembre, la alcaldesa Miriam Rodríguez Tiscareño ordenó la coordinación de esfuerzos de todas las dependencias para prevenir y brindar apoyo a los habitantes de la capital en caso de reportes o contingencias.
“Por lo anterior, las cuadrillas de limpieza del área de Servicios Públicos Municipales intensificaron labores para mantener alcantarillas y caimanes libres de basura, con la finalidad de evitar colapsos en el sistema de drenaje. Por su parte, la Secretaría de Obras Públicas trabaja en la rehabilitación y mantenimiento de vialidades para brindar seguridad a peatones y automovilistas”, informó su titular Marco Antonio Licón Dávila.
PROTECCIÓN CIVIL. José Franco Toscano, coordinador de Protección Civil del Municipio, informó que personal del área a su cargo está alerta las 24 horas del día, reforzando las labores de vigilancia y atención de reportes. Respecto a las primeras lluvias que se presentaron esta semana, señaló que se atendieron oportunamente cerca de 20 reportes, en su mayoría casos de encharcamientos leves, escurrimientos, una barda afectada y árboles caídos, sin que hasta el momento se registren personas lesionadas.
TÉNGALO EN CUENTA. Por tal motivo, solicitó a la población tomar acciones para prevenir accidentes dentro y fuera de sus viviendas. También hizo un llamado para evitar arrojar basura en las calles, barrer el frente de sus hogares y mantener las azoteas libres de objetos o desechos que obstruyan los conductos de agua.
El comandante Franco Toscano recomendó que para evitar riesgos, durante las tormentas intensas es mejor no salir de casa, y en caso de encontrarse en la calle, resguardarse en zonas seguras, evitando pasar por encharcamientos. También se debe tener especial atención en niños y adultos mayores, no dejarlos solos.
Por último, recordó que al momento de circular a bordo de un automóvil es importante conducir despacio, con luces encendidas y por ningún motivo arriesgarse a transitar por zonas de escurrimientos o inundaciones.