sapiensDavid Reynoso Rivera Río

Hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, el cual fue establecido por la resolución XXVII de la Asamblea General de Naciones Unidas, el 15 de diciembre de 1972, en Estocolmo, Suecia. Dando de esta manera la pauta para que a partir del día 5 de junio de 1973 se celebrara cada año un día en el que la difusión ambiental fuera un tema global y generador de conciencias ecológicas, para lograr combatir diversos fenómenos como la extinción de animales, el cambio climático, entre otros.
Mediante el también aprobado Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se llevan a cabo actividades en todo el orbe que van desde campañas para promover el uso de medios de transporte ecológicos, la plantación de árboles, el fomento al reciclaje por parte de algunos gobiernos, empresas, organismos diversos, así como por miles de jóvenes que buscan de la misma manera que yo en estas breves líneas, lograr retumbar un poco en la cabeza de las personas, la importancia del cuidado ambiental.
Bien se dice que la tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos, motivo por el cual invito a todos mis lectores a ponerse las pilas y contribuir desde nuestros hogares, trabajo o escuela a hacer pequeñas acciones que pueden ayudar a marcar la diferencia. Recordemos que somos un ESTADO VERDE, donde inclusive contamos con una Secretaría del Medio Ambiente a nivel local en comparación con los institutos del medio ambiente que poseen varias entidades. Ergo, cuenta con un mayor presupuesto y un plan de acción mucho más amplio. Fue para mí muy grato observar cómo hace un par de semanas, bajo una campaña titulada “Limpiemos Nuestro México”, se reunieron más de 3,800 brigadistas entre los que se encontraban varios servidores públicos que decidieron poner el ejemplo y lograron recolectar cerca de 30 toneladas de basura y escombro en tan sólo unas cuantas horas.
Partiendo de que nuestro bello Aguascalientes es uno de los estados más limpios, imaginemos que podría ser aún más hermoso, si tan sólo pudiéramos depositar la basura en los contenedores, evitando de esta manera aventar el chicle, papel, folleto informativo-promocional, la lata de refresco o cualquier otro residuo a la calle. Recordemos que CADA ACCIÓN CUENTA y cuando éstas se multiplican, por más mínima que sea, su impacto se convierte en exponencial. El Día Mundial del Medio Ambiente es el momento idóneo para darnos cuenta de que el cuidado de la Tierra es parte de nuestra responsabilidad diaria. Con el simple hecho de que uno de mis lectores logre reflexionar y hacer algo por nuestro ecosistema, yo habré cumplido mi propósito.
El año pasado, el Día Mundial del Medio Ambiente fue citado en un total de 200.000 entradas de blogs y en más de 26.000 artículos de prensa publicados únicamente entre el 1 y el 10 de junio de 2013. Motivo por el cual, quisiera compartirles con orgullo que he recibido el aval de estar correctamente registrado para hacer de esta publicación, mi participación dentro de las acciones avaladas por el PNUMA en su página http://www.unep.org/spanish/wed/activities/ para la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente 2014.

Correo: [email protected]
Twitter: @davidrrr