Los últimos años han demostrado que la directiva de Necaxa tiene un gran ojo para seleccionar a los refuerzos que llegan al equipo sin gran cartel. Nombres como Carlos González, Víctor Dávila, Edson Puch o Igor Lichnovsky, por mencionar algunos, no solamente dejaron buenos momentos en la cancha, sino también dejaron buenas ganancias por sus ventas. Nuevamente parece ser que la directiva acertó en la contratación de refuerzos para el Apertura 2019, ya que los cuatro nuevos sudamericanos que llegaron han ido de menos a más logrando rápidamente demostrar las cualidades que los hicieron ser seleccionados por Necaxa.
Después de un inicio complicado por la adaptación que deben tener los jugadores al equipo y al país los refuerzos han respondido a las exigencias que tiene el torneo mexicano. Obviamente el que más ha destacado es Maximiliano Salas que por ahora es líder de goleo con cuatro anotaciones, logrando dobletes ante Veracruz y Santos, el argentino ha sorprendido por la potencia que tiene en la conducción de la pelota y en el disparo de media distancia. Junto a él se encuentra Mauro Quiroga que aunque se le ha dificultado por momentos el juego al estar solo al frente, demuestra buena retención de balón e inclusive asistir a sus compañeros; acumula dos goles y una asistencia siendo bastante redituable en el ataque de los Rayos.
Por otra parte, los dos nuevos chilenos también han destacado. Juan Antonio Delgado regala pinceladas por las bandas teniendo un gran control de pelota, se mueve por todo el frente ofensivo generando oportunidades de gol. Sin duda alguna, Claudio Baeza ha llenado con creces el hueco que había en la contención, recupera pelotas continuamente además de saber ir al frente cuando Necaxa ataca. Suma dos asistencias en el torneo cumpliendo con altas calificaciones en cada partido. Aún es el inicio del campeonato, los nuevos sudamericanos tendrán que ir elevando su nivel o mantenerlo, pero por ahora parece que de nueva cuenta la directiva de los Rayos acertó en la contratación de nuevos refuerzos.