Casa Segunda, que es el antro que registró el derrumbe de su fachada hace un mes en la calle Eduardo J. Correa, recibió una multa por la cantidad de 53 mil 499 pesos por parte de la Secretaría de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Aguascalientes, al comprobarse irregularidades en el edificio, informó a El Heraldo el titular de la Sedum, Adrián castillo Serna.

Al concluirse la investigación del incidente en ese antro, el dictamen técnico comprueba una mayor construcción a la manifestada en las licencias y en los permisos tramitados ante el Ayuntamiento de Aguascalientes.

El funcionario capitalino informó que el empresario responsable aceptó la penalización y se comprometió a hacer las reparaciones de manera correcta y ofrecer un espacio que cumpla con los requerimientos técnicos, y que den garantía de seguridad hacia todas las personas que puedan ocupar ese lugar.

Indicó que el edificio se desplomó por la falta de mantenimiento, así como por el debilitamiento de la estructura por la apertura de algunos vanos en los muros que eran de adobe, lo que disminuyó la capacidad de carga, así como algunas modificaciones al instalar jardineras en la terraza y en la azotea que aumentaron la carga de la estructura.

OTRAS FINCAS. En entrevista, el secretario de Desarrollo Urbano Municipal precisó que cuarenta fueron las fincas embargadas precautoriamente, de las cuales 25 están catalogadas como antiguas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

De esas cuarenta fincas, 38 ya concluyeron con su revisión estructural de los edificios, y quienes no se han acercado se les exhorta a hacerlo o de lo contrario se procederá con la aplicación de sanciones rigurosas facultadas en la normatividad vigente, porque la finalidad es cuidar la seguridad de los comensales o de los usuarios de los inmuebles.

Respecto a las 25 fincas antiguas requeridas, Adrián Castillo Serna dijo que todas han cumplido con las revisiones estructurales y ya están operando con normalidad y dentro de las leyes vigentes, porque debe tenerse claro que el ruido y las vibraciones pueden afectar la estructura de los edificios.