Aunque la encuesta nacional de adicciones reporta que el 0.6% de la población enfrenta problemas con el alcohol o las drogas, el psicólogo Blas Tejeda Álvarez, jefe del departamento de adicciones del ISSEA, aseveró que más allá de estas cifras, el problema en Aguascalientes se localiza en el consumo explosivo de las bebidas embriagantes –grandes cantidades en poco tiempo- o de diversas sustancias que dañan a la salud.
Hasta el 50% de las personas que sufren un accidente de tránsito, e incluso en el trabajo o en otros ámbitos de la vida, se relacionan con el consumo de sustancias, y la droga más peligrosa a la que se tiene acceso fácil es el alcohol.
“Cuando las bebidas embriagantes se consumen adecuadamente no deben generar problemas de adicción en nadie. En el caso de las mujeres, en una sola sesión no deben pasarse de tres bebidas y en los hombres no más de cuatro, y si lo hacen estarán desarrollando problemáticas a largo plazo”, advirtió.
Al tomarse una o dos copas, cervezas o bebidas con alcohol no hay problemas, la adicción aparece cuando se consume explosivamente, sostuvo el psicólogo Tejeda Álvarez.
La encuesta nacional de adicciones 2011 señala que el problema no está en el consumo diario, ya que hay países de Europa que lo hacen cada día, con una o dos copas, pero lo toman como parte de los alimentos, sin embargo, en México el consumo se hace de manera explosiva, lo que significa que llega el fin de semana y las personas en un breve tiempo sobrepasan la cantidad de cuatro, cinco o seis copas, e incluso se acaban botellas completas.
Peor aún que las personas combinan el consumo de bebidas alcohólicas con el conducir un vehículo, lo que pone a la gente en un peligro extremo para sí mismo y para todos aquellos que no han bebido nada, quienes pueden encontrar situaciones como accidentes y la misma muerte.
“Otra consecuencia muy importante que la gente olvida, es que después de un accidente se deben llevar responsabilidades que pueden durar mucho tiempo. Entonces si alguien piensa consumir, que conduzca otro o bien se deje el vehículo en casa y se mueva en servicio de taxis”, recomendó finalmente.

¡Participa con tu opinión!