En el segundo encuentro del martes, el equipo inglés Manchester City viajó a Suiza para enfrentarse al equipo favorito de Roger Federer, el Basel. Esta llave es la más dispareja de todos los octavos de final, hay mucha diferencia entre ambos planteles, por lo que se esperaba un duelo para solamente un lado y así fue, no hubo sorpresas en el partido de ida que pudo ya definir la serie en favor de un equipo.
Desde el primer minuto los citizens se fueron con todo al frente, buscando anotar el gol que los dejará manejar el resto del partido, su juego de posesión de balón comenzó a rendir frutos dejando sin respuesta a los suizos que solo veían cómo era bombardeada su meta constantemente.
El primer gol del encuentro cayó al minuto 13, desde la esquina vino un servicio en el que el alemán Ikay Gundogan se adelantó a primer palo para meter un cabezazo sólido que dejó sin oportunidades al arquero del Basel, marcando el primero de la tarde para el equipo dirigido por Pep Guardiola. Los ingleses siguieron apretando en busca de más goles para finiquitar la serie, ya que siendo visitantes los goles toman doble importancia. Fue al 17 cuando Sterling desbordó desde la izquierda para mandar un centro, Bernardo Silva llegó desde el otro lado y bajó el balón con el pecho para definir suavemente por encima para el 2.0.
Solamente transcurrieron 5 minutos para que el City volviera a mojar, esta vez por conducto de Sergio Agüero, el argentino sacó un bombazo desde fuera del área que llevaba tan buena dirección que dejó congelado al arquero Vaclík y puso el tercero en la frente suiza.
Para la segunda parte las revoluciones bajaron ante la diferencia entre los dos equipos, al 48 fue la más peligrosa del Basel en todo el encuentro, Elyounoussi sacó un potente disparó de volea que Ederson sacó de manera impresionante para evitar el gol de los locales, cinco minutos después llegó el cuarto para el City y segundo para el alemán Gundogan cuando a las afueras del área recortó a un defensa hacia dentro para sacar un remate hermoso que se coló en el ángulo de la portería.
Con este resultado prácticamente están del otro lado los ingleses pues se llevan una ventaja holgada y todos de visitante, la vuelta será el próximo 7 de marzo en Manchester para hacer oficial el pase del City.