El cáncer de la discriminación nunca se fue de EU: Del Toro

TORONTO.- The Shape of Water es un filme universal que no necesariamente pertenece a un territorio geográfico, aunque, eso sí, está hecha por un mexicano.
Así lo considera su autor, Guillermo del Toro, en el marco del Festival de Cine Internacional de Toronto (TIFF).
“No creo en la geografía, es una invención de los políticos, para dividir; me considero de todas partes, aunque siempre seré mexicano. La película no es mexicana, está hecha por un mexicano, ¡a huevo! Mi cabeza, mi corazón y mis huevos son mexicanos. Claro, eso es lo que cuenta”, comentó del Toro.
Ayer en la premier continental de su nuevo largometraje que ya obtuvo el León de Oro en Venecia, el tapatío describió la pieza estelarizada por Sally Hawkins y Michael Shannon como un mensaje de amor y entendimiento.
“El amor es el lenguaje que nos hace no pensar y sólo sentir y que no se lleva con argumentos”, señaló Del Toro en el Elgin Theatre.
El filme de fantasía sobre una mujer muda y su relación con una criatura muy particular, se perfila, según diversos medios, como el favorito de la temporada de premios que se avecina.
“El filme está ambientado en los 60 y entonces se vivía el problema de racismo, de segregación social (en Estados Unidos). Si no eras muy blanco, estabas en el lugar correcto, si no, así te iba.
“Entendamos que esto aplica a estos tiempos porque lo vivimos así siempre, es como un tumor que estuvo presente, nunca se fue, y ahora volvió a dar síntomas, a mostrar sus efectos”. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!