Necesario que las autoridades del Gobierno Federal manden señales de certidumbre a los inversionistas ya que por el contrario, si se comienza con tropiezos importantes, no será un buen augurio para la economía ni para el bolsillo de los mexicanos, estableció el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, Jael Pérez Sánchez.
En entrevista con El Heraldo, el especialista indicó que los primeros 6 meses de la nueva administración federal serán determinantes para demostrar cuáles van a ser las cartas con las que va a jugar el nuevo gobierno y que generen certidumbre. “En la economía todo tiene que ver con las señales y si envías malas señales a la economía, éstas van a cobrar factura. Si tú no tienes certidumbre de cuál va a ser tu política económica y de desarrollo para los próximos 6 años, ello genera incertidumbre”.
Apuntó que otro aspecto fundamental será el respeto de las instituciones en cuanto a su autonomía, tales como del Banco de México, del INE, de los sindicatos y demás áreas que se han ganado la autonomía por ley, por lo que las decisiones deben ser vía la institución y no por la Presidencia de la República, lo cual sería terrible.
Enfatizó que otro aspecto fundamental será el desarrollo social y cómo es que este nuevo gobierno hará un combate real de la pobreza, para empujar al país a un crecimiento del PIB que no sea mediocre de 1.5 o 2.6%, sino que sea de al menos un 7 u 8% anual. “Este nuevo gobierno dice que está del lado del pueblo y deberá demostrar su capacidad de que salgan de la pobreza millones de mexicanos. Ahí va a radicar el verdadero valor de su capacidad, planteando una política de desarrollo efectiva”.