El amor es su motor

Héctor y Yarenzy recorren la senda nupcial

El Templo de San Antonio de Padua recibió en su altar a la pareja de novios formada por Yarenzy del Rocío Adame López y Héctor Iván Aldana Meza.
Ambos arribaron a la Casa de Dios dispuestos a declarar el amor que comparten ante la presencia de sus respectivos familiares y amigos, quienes fungieron como testigos de su unión matrimonial.
De manera muy especial, Yarenzy contó con la grata compañía de sus papás: Saúl Adame y Juana María López Regalado; mientras que Héctor René Aldana Lozano y María de Lourdes Meza Velmares, acompañaron a su hijo Héctor Iván.
También contaron con la asistencia de sus padrinos: Gerardo Pacheco y Martha Adame, pareja que oró por la felicidad de sus nuevos ahijados.
Momentos antes de que la pareja intercambiara los votos nupciales, el ministro de la Iglesia los invitó a reflexionar en significado del matrimonio, citando el hermoso pasaje bíblico de las Bodas de Caná.
Posteriormente, se tomaron de la mano y manifestaron ante Dios, su deseo de permanecer unidos hasta que la muerte los separe, motivo por el cual el sacerdote oficiante les otorgó la bendición, declarándolos marido y mujer.
Ante el espontáneo aplauso de la concurrencia, los enamorados salieron al atrio del templo para encontrarse con sus seres queridos, de quienes recibieron felicitaciones y cálidas muestras de afecto.
Más tarde, los recién casados compartieron inolvidable velada con sus seres queridos, la cual fue enmarcada por el salón Quinta Esmeralda.