Al informar que el 85% de los grupos de educación básica se encuentran cubiertos con sus docentes titulares, y el 15% de maestros restante cuenta con una incapacidad o licencia médica, la directora de Servicios Educativos del IEA, María de Lourdes Carmona Aguinaga, confirmó, además, la reducción a 35 alumnos por grupo para primero de primaria y de secundaria, que se hará válido a partir de las preinscripciones de febrero próximo.
Con esta medida, adelantó que el Instituto de Educación descentralizará la toma de decisiones y ahora serán los propios directores de las escuelas primarias y de las secundarias generales y técnicas quienes decidirán qué estudiantes se incorporarán a sus planteles para el ciclo escolar 2017-2018.
La funcionaria estatal detalló que los cupos por aula descenderán de 46 a 35 niños por grupo, lo que no exigirá la construcción de nuevos planteles, ahora el proceso de inscripción se canalizará a otras instituciones y no será más centralizado en el Instituto de Educación al asignar los lugares en cada plantel de la educación básica.
Precisó que los directores de los planteles serán nuevamente los responsables de llevar los trámites de inscripción y seleccionar a sus alumnos, y cuando ya no tengan espacio en su escuela, contando con el apoyo de los supervisores escolares de zona, se acomodará a los niños en otros planteles dentro de la misma región, para evitar traslados lejanos de los menores.
Carmona Aguiñaga consideró que esta medida no propiciará largas filas en las escuelas pues se contará con la opción de realizar el proceso de preinscripción en línea y los padres de familia podrán hacerlo desde la comodidad del hogar.
Además, dijo que se respetarán los criterios anteriores en el sentido de que aquéllos que tengan hermanos o hermanastros tienen prioridad, así como la cercanía al domicilio.
La directora de Servicios Educativos explicó la diferencia con el anterior proceso de preinscripción en cuanto a que el IEA asignaba los lugares en donde quedarían los estudiantes, pero ahora será directamente en las escuelas.
De igual modo, se cuidará que no haya condicionamientos en el proceso de preinscripción de la educación básica, lo cual difícilmente sucederá porque se realizará con base en una plataforma digital en línea y se cuenta con la observación y vigilancia de los supervisores escolares y de los propios padres de familia.
Respecto al condicionamiento de las cuotas de cooperación a los procesos de preinscripción a determinadas escuelas, dijo que en esa materia se ha avanzado en el estado de Aguascalientes, donde se continuará la vigilancia para que no haya irregularidades.
Adicionalmente, el gobernador del estado se encuentra comprometido con los trabajos de mantenimiento de las escuelas públicas de Aguascalientes.
Señaló que la construcción de planteles en el estado dependerá de los estudios que realice la Dirección de Planeación y Evaluación del Instituto de Educación, quien determinará las acciones a realizar en el futuro, de acuerdo a la demanda estudiantil.
Por último, explicó que el 15% de los maestros que se encuentran incapacitados médicamente, han sido suplidos por otros docentes, lo que ha permitido que los niños de primaria y secundaria no se queden sin recibir su formación académica.