El Club Rotario de Aguascalientes, a través de su Comité de Reconocimiento al Ideal de Servicio, en su deseo de resaltar y promover las actividades de solidaridad social y humanismo, que las personas realizan sin esperar un beneficio personal, llevó a cabo la XVIII Ceremonia de entrega de la “Medalla Rotary al Ciudadano Ejemplar 2018”.
El auditorio Dr. Pedro de Alba de la UAA enmarcó el evento en el cual cada uno de los doce galardonados tuvo su propio destello de luz, destacando ante una sociedad que es invitada a imitar las buenas acciones en beneficio de la sociedad aguascalentense.
Quienes se hicieron merecedores al título de “Ciudadano Ejemplar” son: Dra. Mara T. Ayala Márquez, Lic. Aries Iván Robles Corrales, Sra. Marcela Esther Ortega Vara, Sra. Rosa María Equiarte Andalón, Dra. Belén Díaz Soria, Mtro. Juan Camilo Meza Jaramillo, Ing. Ramón Guerrero Contreras, Sra. María del Rosario Padilla Trujillo y las Asociaciones “Mano Amiga”, “ANSPAC”, “Al Chaveño con Amor” y “Mujeres por la libertad y un bienestar para todos”, todos ellos poseedores de un gran sentido filantrópico con el cual ejecutan sus actividades en bien de los demás.
La ceremonia estuvo encabezada por el Ing. Gustavo Adolfo Martínez Guerra, presidente del Club Rotario de Aguascalientes, quien acompañado de su gran equipo de trabajo, hizo posible el reconocimiento a personas y fundaciones que trabajan con verdadero sentido filantrópico, digno de admirarse.
Momentos realmente emotivos se vivieron cuando la concurrencia apreció una reseña de cada uno de los galardonados, quienes desde sus respectivas áreas de trabajo, hablaron de las acciones que han llevado a cabo en su vida cotidiana, sin imaginar ser reconocidos por una labor que realizan con todo el amor y la entrega desinteresada a favor de la sociedad más vulnerable.
Todos ellos se han sumado a la interminable lista de galardonados que el Club Rotario de Aguascalientes premia anualmente, destacando las virtudes de personas físicas o morales que laboran en cualquier campo de la actividad humana, ejemplares por su desempeño, por realizarlo con generosidad, ética, profesionalismo, amor y sentido profundamente humano.
Al final, se ofreció un brindis donde los premiados tuvieron la oportunidad de compartir una velada excepcional con sus respectivos familiares y amigos.