Augusto Atempa y Dzohara Limón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las investigaciones por el asesinato de Adolfo Lagos Espinosa, directivo de Televisa, apuntan a que la bala que mató a la víctima salió del arma de uno de sus escoltas, informó anoche la Fiscalía del Estado de México.
El domingo, el vicepresidente corporativo de telecomunicaciones de Televisa y director de Izzi fue herido en el kilómetro 44 de la Carretera Tulancingo-Pirámides.
Personal de la Fiscalía mexiquense y de la PGR realizaron ayer la reconstrucción de los hechos en la escena del crimen, así como el análisis a las armas de los escoltas y a la bala que le extrajeron a Lagos.
“El resultado de las pruebas realizadas por ambas dependencias es coincidente en determinar que la bala que fue extraída del cuerpo de la víctima, por sus características balísticas, fue disparada por el arma que portaba la persona que manejaba la camioneta al momento de los hechos”, indicó la Fiscalía en un comunicado.
En la indagatoria se establece que en el lugar de la agresión fueron localizados siete casquillos, los cuales eran calibre .9 milímetros y corresponden a las pistolas de ambos escoltas.
Previamente, el Fiscal del Edomex, Alejandro Gómez Sánchez, explicó que Lagos viajaba en bicicleta, acompañado de otro compañero de trabajo, y, al pasar por una nopalera, dos individuos intentaron asaltarlos.
Los escoltas, que iban en una camioneta metros atrás, bajaron, pero fueron recibidos a balazos, según la Fiscalía.
En el tiroteo, dijo el Fiscal, el directivo recibió un disparo en el abdomen y los delincuentes escaparon, uno de ellos presuntamente herido.