José de Jesús López de Lara

Durante la tarde del sábado, cuatro sicarios ejecutaron a balazos a dos hombres y a otro más lo dejaron gravemente herido, tras perpetrar un ataque armado en la avenida Fundición, a la altura de la colonia Altavista.
Las víctimas mortales fueron un individuo identificado como José Jaime, de 43 años y su papá Miguel, de 75 años. El lesionado se llama José María, de 70 años. Aparentemente, la ejecución iba dirigida hacia José Jaime, quien hace apenas 8 meses había salido del Cereso para Varones “Aguascalientes”.
Los sangrientos hechos se registraron el sábado a las 19:15 horas, frente a un negocio de comida ubicado en avenida Fundición y casi esquina con la calle Alberto del Valle, en la colonia Altavista.
Lo anterior provocó una impresionante movilización policiaca. A la escena de la doble ejecución llegaron patrullas de la Policía Preventiva del Destacamento “Pocitos”, de la Policía Estatal y de la Policía Ministerial del Estado, quienes cerraron completamente la circulación vehicular de avenida Fundición. Más tarde, hizo su arribo el comisario Antonio Martínez Romo, titular de la SSPM, quien encabezó un operativo para dar con el paradero de los sicarios, pero con resultados negativos.
Se estableció que las tres víctimas estaban platicando frente a un negocio de comida, cuando llegó un automóvil VW Jetta, color blanco, en el cual viajaban cuatro sicarios. Uno de ellos los atacó a balazos con una pistola tipo escuadra calibre 9 mm.
Tras la agresión, los sicarios escaparon por avenida Fundición con dirección al sur.
Al momento del ataque, una de las víctimas trató de correr para esconderse entre los vehículos pero fue alcanzado por las balas. Cuando llegaron las ambulancias del ISSEA, los paramédicos encontraron a una persona muerta y dos vivas.
Uno de ellos agonizaba en la banqueta y procedieron a realizarle maniobras de RCP, pero minutos después también murió, por lo que la atención se centró en el otro lesionado que fue trasladado de gravedad a recibir atención médica a un nosocomio de la ciudad.
A fin de iniciar las investigaciones correspondientes, arribaron a la escena de la doble ejecución los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales. En el lugar se aseguraron varios casquillos percutidos calibre 9 mm.