El agua del Río Jordán fue vertida sobre la pequeña Eiza Alejandra Salazar Mendoza, durante emotiva ceremonia presenciada por sus familiares más cercanos.
La Parroquia de Nuestra Señora de los Bosques fue el recinto sagrado donde se llevó a cabo dicha celebración, destacando la presencia de los señores Iván Salazar Gallardo y Paola Mendoza García, papás de la bautizada, así como de sus padrinos, Víctor Manuel Escobedo y Cynthia Campos.
Emotivo fue el momento en el cual el ministro de la Iglesia, derramó infinitas bendiciones sobre la bautizada, no sin antes felicitar a sus papás y padrinos por haber cumplido con su obligación al llevarla a la Casa de Dios para sembrar en ella, la semilla de la fe, el amor y la esperanza en Cristo.