AGRADECIERON a Dios por su recibimiento profesional, egresados de Medicina de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Como nuevos médicos, se graduaron los estudiantes de dicha carrera por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.
Como parte de la celebración, se llevó a cabo una solemne misa en San Antonio de Padua, al cual asistieron para participar de la ceremonia en la compañía de sus papás y amistades más allegadas.
Como profesionistas, los jóvenes se comprometieron a realizar con un gran sentido de ética su profesión.
Por la noche, protagonizaron un emotivo festejo que perduró por varias horas.