Por FRANCISCO VARGAS M.

En lo que fue la Novillada de Calaveras 2019, festividad que llega a su XXV Aniversario, el duranguense Eduardo Neyra cortó importante oreja en la lidia normal, mientras que el aguascalentense Héctor Gutiérrez cosechó dos apéndices mismos que le tumbó al de regalo lo que la valió salir en hombros; mientras que el también joven acalitano Miguel Aguilar dio vuelta al ruedo, perdiendo trofeos por sus fallas con el acero, obsequiando también uno.
A pesar del atractivo y gran cartel la Plaza de Toros San Marcos no se llenó como se esperaba, registrando poco más de media entrada ante un clima agradable.
Una vez que se hizo el paseíllo, miembros del reconocido Centro Taurino México-España, entregaron su reconocimiento Guillermo “Cabezón” González, al novillero Héctor Gutiérrez por ser el triunfador de la Temporada de Novilladas 2019 de la Plaza San Marcos.
Se jugaron siete novillos de la dehesa aquicalidense de Santa Inés, uno de ellos de regalo que hizo octavo, disparejos de presencia y comportamiento, algunos descastados, otros carentes de fuerza, destacando quinto y sexto. Así mismo salió uno de Villa Carmela, también de regalo que fue el séptimo del largo festejo, mismo que tuvo clase, recorrido y buen estilo.
HÉCTOR GUTIÉRREZ (Sangre de Toro y Oro)
A “Hermano”, lo recibió con verónicas por ambos lados cerrando con pinturería; estando lucido en banderillas Felipe Kingston por lo que se desmonteró. Por bajo comenzó su faena, misma que realizó con pinzas para mantener de pie al astado que acusó fuerza terminando distraído y desarrollando sentido, pegando coladas por el izquierdo, trazando Héctor pases por ambos lados templados, sufriendo al final un fuerte arropón. Estocada honda que no surtió efectos otra entera, y varios golpes de descabello para palmas.
“Triunfador”, lo lanceó a la verónica quitando con vistosas chicuelinas, rodillas en tierra comenzó su faena dobla en dos ocasiones el astado siendo notaria su poca fuerza, estando con mucha voluntad Gutiérrez quien sacó pases aislados por demás meritorios. Pinchazo y media poco caída recibiendo otra vez palmas.
Al no tener suerte con su lote regaló al bravo y buen “Huizache” de Villa Carmela, mismo que recibió con verónicas de buena manera quitando por ajustadas chicuelinas. En banderillas Jonathan Prado estuvo certero y lucido por lo que se desmonteró por segunda vez. En lo que toca con muleta realizado su brindis al licenciado Luis Obregón Pasillas, inició con mucha torería por bajo, prosiguiendo con una artística faena básicamente por el derecho aprovechando siempre la buena y claras embestidas del burel, mostrando Héctor su toreo de profundidad y exquisito trazo, sin faltar los adornos como fueron esos soberbios trincherazos y cambios de mano por delante y desplante rodilla en tierra, todo entre las alegres notas de la “Pelea de Gallos”, cerrando con ajustadas joselillinas y una arrucina. Con determinación se fue tras el acero dejando una estocada certera y efectiva siendo premiado con las dos orejas, y los restos del astado fueron despedidos con palmas en el arrastre.
MIGUEL AGUILAR (Obispo y Oro)
“Todo por Ti” fue el primero de su lote al que saludó con una larga cambiada de rodillas y ya incorporado armoniosas verónicas rematando con media viendo a los tendidos y el manguerazo de villalta. Al intentar hacer el “Quite de Granada”, fue arrollado de fea manera quedando tan sólo en un susto, siguiendo con chicuelinas. Comenzó por bajo su labor misma que fue básicamente por el izquierdo, logrando naturales tersos y templados. Pinchazo y estocada para palmas de aliento.
Con su segundo “Siempre Juntos”que fue recibido con palmas por su estampa, estuvo breve con capa. En banderillas, Jonathan Prado y el aspirante Eduardo Noyola se lucieron por lo que salieron al tercio para agradecer las palmas montera en mano. Hecho su brindis a su señor padre, con suavidad inició por bajo, ante un noble astado al que le cuajó una faena muy torera por ambos lados que tuvo proyección, realizando pases templados acompañado siempre el viaje con su cintura. Pinchazo y estocada entera dando una vuelta al ruedo con fuerza.
Con el de regalo “Diablito”, de la dehesa titular lo lanceó de manera cadenciosa a la verónica mientras que con sarga ante un novillo corto de embestidas estuvo con disposición sacando pases por demás meritorios. Pinchazo y estocada retirándose entre palmas.
EDUARDO NEYRA (Malva y Oro)
Gran mérito tuvo el novillero duranguense al afrontar este compromiso con una herida en el escroto, misma que sufrió por una vaca en días pasados en una ganadería.
“Vida Eterna” fue el primero de su lote al que recibió cerrado en tablas con dos largas cambiadas de rodillas. Ya con muleta con un novillo que dio medias embestidas y tuvo complicaciones, sacó meritorios pases uno a uno, perdiéndole pasos entre cada uno de ellos; estando en todo momento con actitud y valor. De dos estocadas y un par de golpes de descabello concluyó, escuchando un aviso y merecidas palmas.
Su segundo fue “Tío Juan” con el que apostó y ganó. Lo saludó con verónicas rodillas en tierra y otras abriendo compás y jugando los brazos. Quitó por ajustadísimas gaoneras, saliendo al tercio Cristian Sánchez tras parear de manera efectiva. Rodillas en tierra en el centro del ruedo comenzó su faena de gran entrega y valor, donde extrajo pases con largueza y temple por los dos perfiles, intercalando adornos como capetillinas y dosantinas. Estocada y un golpe de descabello para petición de oreja que le fue concedida.
Al final Héctor Gutiérrez salió en hombros llegando de esta manera el fin de este festejo que tuvo una duración mayor de tres horas.
Se hace una pausa hasta el próximo sábado 2 de noviembre en lo que será la Corrida de Toros de Calaveras 2019, en la cual tomará parte el gran rejoneador Diego Ventura y, a pie Luis David y la gran sensación Pablo Aguado quien también se presenta en la Monumental; la materia prima serán dos toros de Fernando de la Mora para rejones y cuatro de Arroyo Zarco para lidia ordinaria. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)