infinityDavid Loji
Agencia Reforma
El mercado de las CUV de lujo es muy importante y por esta razón Infiniti tiene versiones con tren motriz a gasolina e híbrido de su modelo QX60.
La versión con motor a gasolina está disponible ya sea con tracción delantera o con sistema AWD integral. Siendo que la versión híbrida es la nave insignia de la familia QX60 de serie incluye tracción AWD.
Esta versión ecológica tiene un tren motriz por demás interesante pues su motor a gasolina no es V6, más bien es un 4 cilindros supercargado.
Su motor de 2.5 litros de desplazamiento tiene una potencia de 230 caballos, que se logran con un refuerzo de 11 psi por parte del supercargador.
La respuesta es suave y muy silenciosa; sólo si se presta mucha atención es posible escuchar el zumbido del supercargador.
Acompañando al motor a gasolina hay uno eléctrico de 20 hp, con lo que la potencia total del tren motriz híbrido es de 250 caballos.
El encendido del motor es una experiencia interesante pues es muy rápido y casi carente de vibración.
Este sistema permite conducir a velocidades de hasta 80 Km/h apagando el motor a gasolina para mayor ahorro de combustible.
El funcionamiento del tren motriz híbrido es transparente, pues la intervención del motor eléctrico para mejorar la aceleración es muy difícil de sentir.
Prácticamente la única manera de darse cuenta de que el motor eléctrico se ha sumado al de gasolina para mayor aceleración es viendo un diagrama especial en la pantalla central del tablero, que puede ser usada para el GPS.
Conduciendo de manera muy ahorrativa pudimos ver un rendimiento de 10.2 Km/l, aunque el promedio fue de 9.7 Km/l.
La entrega de poder es robusta y refinada, aunque la transmisión CVT con su funcionamiento gradual hace que la sensación sea menos deportiva.
Cuenta con un selector de 4 modalidades para mayor ahorro de combustible o poder, que ajustan los parámetros del acelerador y respuesta de transmisión.
Las modalidades son Nieve, Eco, Normal y Sport. En la modalidad Eco la respuesta del vehículo es menos veloz, mientras que en la Sport es más dinámica.
La calidad de marcha muestra un claro énfasis en la comodidad y refinamiento; la QX60 se siente digna y de menores dimensiones a las que realmente tiene.
El interior está terminado en madera y metal genuinos y la tapicería de piel es de muy alta calidad.
El sistema de información y entretenimiento posiblemente tiene el mejor y más intuitivo control de iPod y la navegación es realmente amigable e intuitiva en su funcionamiento.
Tiene tres filas de asientos muy espaciosas, aunque la tercera no se abate eléctricamente.
Los sistemas de seguridad son muy completos, con Advertencia de Trafico que se aproxima transversalmente en maniobras de reversa, Monitoreo de Puntos Ciegos en espejos y Advertencia de Salida del Carril; este último es demasiado sensible y al menor acercamiento a las líneas blancas emite sonidos de advertencia.