Por FRANCISCO VARGAS M.

Estimado y recordado maestro don Alejandro Hernández Rodríguez:
Sé que hasta el reino celestial donde usted descansa en gloria de Nuestro Señor, llegará la presente; misma que servirá para comentarle todo lo que sucedió en la Novillada de Triunfadores, con la cual se puso en marcha el Serial Taurino San Marcos 2018, donde una vez que se hizo el paseíllo y se le rindió a usted un merecido reconocimiento a su memoria con un minuto de aplausos, donde los aficionados que ocuparon más de media entrada en la Plaza San Marcos, le tributaron cariñosa ovación que seguro estoy, usted emocionado escuchó.
Le comento que los tres jóvenes participantes de este festejo tuvieron un duro compromiso qué resolver ante un muy complicado y difícil encierro de la ganadería de La Antigua, que no dio opciones para el triunfo de José María Hermosillo, que recibió una cornada en su primero, por lo que no pudo pasaportar a su segundo, siendo reconocido con ovación que agradeció en el tercio; Héctor Gutiérrez que mostró oficio y técnica, resolviendo todos los problemas que le presentaron los tres novillos a que se enfrentó y Roberto Román que derrochó gran entrega, disposición, actitud y un valor a toda prueba, saliendo al tercio en sus dos astados, viendo cómo se le iba vivo su primer novillo; mientras que los subalternos de pie Felipe Kingston, Jonathan Prado y Édgar Camacho se desmonteraron.
Con su permiso querido maestro, le daré más detalles de este festejo.

JOSÉ MARÍA HERMOSILLO (Sangre de Toro y Oro)
Con su primero, “Palomero”, al tercer lance a la verónica por adelantar la suerte, fue prendido sin consecuencias, quitando Héctor Gutiérrez por navarras; mientras que Hermosillo lo hizo por tafalleras ante un novillo áspero y corto de embestidas, comenzó doblándose para seguir con una labor por demás aceptable ante un novillo mirón y áspero. Por el izquierdo intentó sin conseguir nada, por lo que optó por trazar más pases por el derecho, estando en ese mismo tenor de entrega, sufriendo una cornada; sin verse el traje, siguió en la cara del burel, mismo que pasaportó de media estocada que no surtió efectos y otra casi entera trasera, recibiendo fuerte ovación que agradeció en el tercio, siendo llevado a un hospital de esta ciudad capital para ser intervenido quirúrgicamente.

HÉCTOR GUTIÉRREZ (Canela y Oro Cabos Negros)
A “Tuitero” lo lanceó a la verónica de buena manera, rematando con revolera. Una vez picado por José de Jesús Prado, el novillo dio una vuelta de campana que mucho le perjudicó, quitando Roberto Román por chicuelinas y cordobina. Con torería y pases de la firma, añadiendo de pecho, inició su faena, logrando un trasteo prácticamente por el derecho, entendido y con oficio ante un novillo tardo, distraído y soso, que se quedaba a media embestida, siendo prendido sin consecuencias. Héctor estuvo por encima del astado que mandó al destazadero de estocada entera desprendida, recibiendo palmas.
Al no poder continuar José María Hermosillo, se corrió el turno y tuvo que pasaportar al novillo que le correspondía de nombre “Aceitunero”, al que lanceó Héctor de manera armoniosa a la verónica, jugando los brazos abriendo compás. Con un novillo complicado, tardo e incierto, le robó los pases siendo cada uno de ellos por demás meritorios, mostrando firmeza, desengañando al astado al que le sacó más pases por el pitón derecho, terminando con una labor de aliño. Estocada trasera y contraria, cuatro golpes de descabellore, tirándose entre leves palmas.
Con el cierra plaza “Don Guas”, se abrió de capa con el lance fundamental, mientras que Roberto Román intentó quitar por chicuelinas, Jonathan Prado sufrió un fuerte golpe en la cara y Édgar Camacho estuvo efectivo en banderillas, por lo que los tres recibieron ovación, misma que agradecieron montera en mano. Sarga en mano, corrió la mano toreando en redondo por el derecho con un novillo que se vino a menos por lo que acortó las distancias pegándose un arrimón. No fue certero con la espada, sin embargo escuchó palmas.

ROBERTO ROMÁN (Carmín y Plata)
A su primero “Cuchufleto”, lo bregó para fijarlo a su engaño, iniciando por bajo su trasteo muleteril, teniendo enfrente un muy complicado novillo al que le robó derechazos al distraído astado por el izquierdo. Atrasó la muleta para lograr derechazos uno a uno, al intentar un cambiado por la espalda, fue prendido escapándose de la cornada, logrando pases escalofriantes por la espalda y dosantinas. Por alto toreó a milímetros de los pitones, espantando de valiente. Se puso muy errático con la espada, por lo que recibió los tres avisos y con esto el novillo regresó vivo a los corrales, siendo reconfortado Roberto con fuerte ovación por parte de los aficionados en reconocimiento a su entrega, misma que agradeció en el tercio.
Con su segundo “Pepinero”, cárdeno nevado que fue recibido por su bella estampa con palmas, lo saludó con una larga cambiada, cerrado en tablas bregando enseguida. Tomando su turno Héctor Gutiérrez, quitó por chichuelinas, mientras que Roberto lo hizo por saltilleras y gaoneras de manera vistosa. En banderillas, el experimentado maestro Felipe Kingston se desmonteró. Realizado su brindis al ganadero Jorge Medina, inició con doblones, tirándole fuerte derrote el novillo que prendió de fea manera a Román, quien siguió con ese espartano valor, jugándosela con el astado que careció de fuerzas, además de malas ideas, ocasionándole varios arropones, destrozándole prácticamente la taleguilla a Roberto que aguantó de manera estoica las no francas embestidas, sufriendo otros sustos y arropones al entrar a matar. De tres pinchazos, estocada defectuosa y media trasera, terminó escuchando ovación para saliral tercio.
Maestro don Alejandro, le comento que el parte médico preliminar de la cornada de José María Hermosillo, mismo que nos dio el encargado de los Servicios Médicos de las Plazas de esta ciudad, doctor David Martínez, es el siguiente:
“Cornada en el muslo posterior interna del lado derecho, de aproximadamente unos 20 centímetros de longitud y profundidad, limpia ya que no afectó nervios, por la profundidad no se permitió que saliera el novillero; me reportaron que la cirugía salió bien”. “Intervinieron en la operación los doctores Alfredo Ruiz Romero y Luis Miguel Chávez, así como Juan Carlos Rodríguez; estará inactivo de una semana a diez días”.
Le mando maestro don Alejandro Hernández mi afecto y recuerdo de siempre, vivirá siempre en mi mente y corazón y le reitero mi agradecimiento por todo su apoyo. ([email protected])