Jessika Becerra
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Jun.- Obtener un crédito que se cubra con pagos chiquitos, sale muy caro a quien lo solicita, ya que puede terminar pagando más del doble del monto solicitado, según simuladores que las instituciones financieras ofrecen en sus sitios web.
Por ejemplo, según el simulador de Dondé Banco un crédito de 15 mil pesos para cubrir una emergencia y pagarlo en ocho meses, implica mensualidades de mil 861 pesos cada mes, exceptuando el último, donde se debe pagar 16 mil 861 pesos.
Este esquema de crédito tiene un Costo Anual Total (CAT) -el indicador oficial que incluye todos los costos del préstamo- de 238.70 por ciento.
En un crédito de 20 mil pesos pesos a 12 meses y con el que se deja en garantía un vehículo, se pagan al mes de 2 mil 250 pesos, pero la última mensualidad debe ser de 22 mil 250. El CAT es de 203.70 por ciento.
En Banco Azteca un crédito de 20 mil pesos a 100 pagos semanales de 418 pesos, termina costando 41 mil 800 pesos, con una tasa de interés de 94 por ciento y un CAT de 117.3 por ciento, ambos sin IVA y sólo para pagos puntuales.
Si se retrasa un pago o se hace incompleto, la deuda superará los 41 mil 800 pesos.
Bancoppel ofrece créditos de 20 mil 700 pesos a 24 meses, con los que el acreditado termina pagando 39 mil 119 pesos por una tasa interés de 60.75 por ciento y un CAT promedio de 80.9 por ciento sin IVA.
Raymundo Tenorio Aguilar, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey, Campus Santa Fe, comentó que los créditos personales no tienen garantía ni aval y por eso los bancos les denominan riesgosos y les asignan una tasa de interés alta para protegerse del impago.