Jimena Larrea
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Si al igual que yo, te has convertido en un usuario intenso que ve videos, juega, publica y navega en su smartphone la mayor parte del día, conocerás esa sensación de molestia al notar que a tu teléfono le queda el 10 por ciento de la batería (¡tal vez la notificación pausó tu serie de Netflix!), y que necesitas conectarlo a la corriente eléctrica.
No es el fin del mundo, pero sí implica dos cosas: 1. Tendrás que permanecer en un mismo lugar por al menos 10 minutos, si quieres usar tu teléfono y 2. Tienes que medir tus actividades con el móvil, de lo contrario te quedarás sin energía antes de poder conectarlo.
Ante este problema de primer mundo, Apple se dio a la tarea de lanzar la más reciente versión de su Smart Battery Case para iPhone XS y XS Max, que promete hasta 20 horas más de internet y 37 horas de llamadas. Y sí que cumplió.
No mentiré, la funda es algo pesada y obviamente gruesa por la bateria externa, lo que puede resultar molesto, si sueles llevar el móvil en el bolsillo.
Sin embargo, es cómoda de sujetar, pues la batería es perfecta para descansar el dedo índice, y la cubierta de plástico tiene una textura lisa muy agradable.
Comencé la prueba oficial de la funda a las 7:22 de la mañana, cuando tanto el iPhone como la carcasa estaban al 100. Inicié explorando mis redes sociales, leyendo algunas noticias y viendo episodios de «The Big Bang Theory» en Amazon Prime mientras preparaba el desayuno.
A las 8:17, cuando me metí a bañar, la batería de la carcasa había disminuído a 89 por ciento.
Reproduje música, publiqué algunas imágenes en Instagram y para las 8:50, el porcentaje estaba en 76 por ciento. A las 12:26, después de escuchar un podcast, hablar por teléfono, enviar mensajes por WhatsApp y capturar video, la energía llegó a 40 por ciento.
La velocidad con la que la batería de la funda estaba disminuyendo me sorprendió al inicio, pero tiene todo el sentido considerando que la batería del iPhone XS Max, a las 16:55 de ese mismo día, seguía al 100 por ciento, mientras que la de la carcasa tenía el 2 por ciento.
Básicamente, al utilizar la Smart Battery Case, obtuve el mismo resultado que si hubiera tenido dos iPhones para trabajar todo el día. Me pude despedir del cargador y no tuve que preocuparme por quedarme sin batería durante más de 24 horas. Lo mejor es que, al día siguiente a las 11:00 de la mañana, mi teléfono aún tenía 20 por ciento de pila.
Mi conclusión, tras una semana de uso, es que es fácil acostumbrarse al tamaño de la funda si, sueles cargar el iPhone en una bolsa, mochila o en la mano. Si eres un usuario que lo lleva en el bolsillo, probablemente te desesperes y quieras dejar este accesorio exclusivamente para viajes o para uso rudo en largas horas de trabajo lejos de una conexión, y usar tu carcasa regular para el día a día.

Otras opciones
Si no quieres añadir una funda con pila a tu móvil, pero si necesitas un respaldo de energía, considera estas potentes baterías externas que, además, no son tan estorbosas.

Samsung Power Bank Slim
Esta batería tiene capacidad de 5 mil mAh, un diseño discreto y una entrada USB para cargar desde smartphones hasta tabletas.

Huawei Power bank 10000
Esta opción ofrece 10 mil mAh y tiene un diseño con textura anti deslizante para protegerla de accidentes y sostenerla cómodamente. Incluye entradas USB y USB-C.
$1000 en línea $890 en línea

Power Bank Slim
La pila de TP Link almacena 6 mil mAh y funciona con una tecnología de carga veloz que agiliza el tiempo hasta 65 por ciento en comparación con otras pilas.
$500 en tiendas de tecnología

Adata APT109
La batería de 10 mil mAh cuenta un sistema de protección contra sobrecalentamiento, sobrecarga, cortos y sobrevoltajes.
Búscala en azul o rosa.
$258 en amazon.com.mx