Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los puestos de trabajo en el SAT llevan más de un año con computadoras duplicadas debido a un pleito legal entre dos empresas que se disputan el contrato de más de mil millones de pesos para dar el servicio.
El órgano fiscalizador de Hacienda tiene 40 mil servidores públicos que debieran tener una computadora, pero actualmente dos terceras partes de ese personal tienen un equipo adicional que no utiliza.
Centro de Productividad Avanzada (CEPRA) y Mainbit son las empresas que disputan el contrato; la primera instaló 40 mil computadoras y la otra 26 mil 504.
Según documentos administrativos y judiciales, la historia comenzó el 21 de junio de 2016 cuando, por primera vez, el contrato se otorgó a Mainbit.
De entonces a la fecha, los litigios ocasionaron que el convenio fuera anulado cuatro veces y que cambiara de manos en distintos momentos.
Cada vez que una empresa ganaba la adjudicación, la otra impugnaba, conseguía la nulidad y el convenio cambiaba de proveedor y así sucesivamente.
En junio de 2017, Mainbit ganó el fallo adjudicatorio definitivo del SAT, que decretó la terminación anticipada del contrato previamente suscrito con CEPRA, pero ésta última presentó un amparo en Pachuca y consiguió una suspensión definitiva.
“De conformidad con el contrato y con el procedimiento de terminación anticipada, es responsabilidad de la empresa CEPRA retirar de las instalaciones los equipos que fueron sustituidos y desactivados, sin embargo, esta actividad no ha sido concluida dada la suspensión vigente”, señaló el SAT.

¡Participa con tu opinión!