Rafael Garza García, presidente del Comité Sistema Producto Vid, señaló que la demanda de uva que existe a nivel nacional e internacional, permitirá que en el presente año continúe el incremento en la superficie plantada que a nivel local se ha registrado en los últimos años, si bien, reconoció que no es un proceso simple, pues se debe invertir en el estudio del suelo y en la tecnificación de los viñedos.
Detalló que la variedad de uvas es muy amplia, pues hay vides para la industria –jugos, principalmente–, para producción de vinos y para uva de mesa, y la persona que quiera dedicarse a la viticultura deben tomar consideraciones al respecto, pues es fuerte la inversión que se realiza en la compra de sarmientos; añadió que en la actualidad, la producción estatal es del 70% para uso industrial y el 30% restante para venta en fresco.
Garza García detalló que Aguascalientes se encuentra dentro de los cinco primeros lugares a nivel nacional en producción vitícola, pues según los últimos registros, se cuenta con una superficie de 800 hectáreas de viñedos, con una cosecha anual superior a las 13 mil toneladas de uva.
Indicó que estos números reflejan una alta productividad y rentabilidad en la actividad vitícola, por lo que Aguascalientes cuenta con condiciones climáticas y de suelo idóneas para el crecimiento de esta actividad agrícola; agregó que por ello, la entidad está retomando la tradición en el cultivo de la vid que tuvo en el pasado, y las áreas de plantación se incrementan paulatinamente.
Finalmente, el presidente del Comité Sistema Producto Vid recordó que la producción de uva en Aguascalientes tuvo un gran auge el siglo pasado, cuando se llegaron a producir más de 300 mil toneladas anualmente y en el paisaje del norte del estado era común observar viñedos, pero por dificultades en su comercialización esta actividad casi desapareció; sin embargo, en la actualidad resurge y va en crecimiento.