Por petición de los vecinos que sufren de la fauna nociva generada en lotes baldíos distribuidos por toda la mancha urbana, la Secretaría de Servicios Públicos ha procedido este año al desmalezamiento de más de noventa terrenos, donde la Secretaría de Desarrollo Urbano notifica a los particulares propietarios de tal acción y se les cobra el servicio a través de la cuenta predial.

El secretario de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Aguascalientes, Rodolfo Moreno Téllez, informó que la mayor parte de los terrenos baldíos se encuentran en la zona de la periferia urbana, en el Centro ya son mínimos, pero sí persisten muchas quejas en las colonias entre el segundo y tercer anillo de circunvalación.

Aseveró que el Código Urbano establece la obligatoriedad de los ciudadanos dueños de terrenos sin construcción, de limpiar el espacio, aunque aclaró que las acciones de poda de maleza se dan únicamente en espacios con conflicto.

Es raro que las personas que reciben las notificaciones de la Sedum se acerquen para regularizar su situación y cuando lo hacen, muy pocos pagan directamente el costo del servicio de corte de maleza y de limpia de basura de sus lotes baldíos.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario municipal mencionó que la mayor parte de estos servicios son cobrados a través de la Secretaría de Finanzas capitalina por la vía del impuesto predial, y normalmente se hace efectivo cuando se acercan a cumplir con el pago de este gravamen anual.

El cobro por el servicio de desmalezamiento no tiene fines recaudatorios, pero sí para crear conciencia en el ciudadano de cuidar sus lotes abandonados en muchas ocasiones y que deben responsabilizarse por limpiarlos y garantizar que no haya fauna nociva en los mismos, ya que esa normalmente afecta a la gente que habita en ese entorno social.

Hay algunas personas que al recibir la recomendación de la Secretaría de Desarrollo Urbano y al ser enterados de la existencia de una reglamentación precisa de mantener los espacios particulares limpios, así como de barrer al frente de cada domicilio, la mayoría de las personas acatan la disposición.

De ahí la decisión del Ayuntamiento capitalino de seguir fomentado esta cultura en una ciudad en franco crecimiento y con el compromiso de mantener esta cabecera municipal como un lugar limpio para vivir.