Entre la incertidumbre y la esperanza aguardan los automovilistas estos días, luego de que se tiene previsto el 4 de febrero como la fecha anunciada por la Secretaría de Hacienda para que se dé el nuevo incremento al precio de las gasolinas y el diesel, aunque existe la posibilidad que se cancele.

Por una parte está vigente el plan previsto de que habrá dos alzas en el arranque de 2017, la primera establecida desde el uno de enero y la segunda del 4 al 11 de febrero, ambas consideradas por los consumidores como altamente lesivas ya que impacta la economía en todos sus órdenes.

Cuando todavía hay protestas por el “gasolinazo”, como popularmente se denominó a los nuevos precios de los carburantes, en cuestión de horas se conocería el siguiente, que según las autoridades será “moderado”, pero que no dejaría de impactar en la vida de todos los mexicanos, tengan o no vehículo.

De acuerdo a la información de agencias, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, el pasado fin de semana dejó entrever que podría ser mínimo el aumento, e incluso que se mantengan en los precios actuales, para ello la dependencia a su cargo analiza diversas alternativas que eviten trasladar la volatilidad cambiaria al costo de las gasolinas para reducir su repercusión.

Lo anterior conforme a la evolución del tipo de cambio, el precio de las gasolinas importadas y el margen de maniobra que permitan los espacios en finanzas públicas, por lo que todavía no se tiene la decisión final.

De darse podría ser del 8%, comparado con los registrados en enero, que sin duda alguna despertará el reclamo social, pero en tanto siguen resonando los motivos esgrimidos por la Federación, que de no aumentar los precios hubiera obligado a recortar programas sociales, subir impuestos o incrementar la deuda del país, poniendo en riesgo la estabilidad de toda la economía.

Al mismo tiempo está que desde el 18 de febrero entrarán en vigor los precios máximos, que serán fijados diariamente por lo que el precio de cada litro de gasolina o diesel será más caro o más barato de un día para otro, lo que forma parte del programa de liberación de precios que opera a partir de este año.

Momentos difíciles los que vive la República, que por una parte debe enfrentar las amenazas del vecino incómodo, y por otra hay que sortear las dificultades derivadas de la subida a los combustibles, que como siempre, es aprovechado por políticos de cualquier nivel para atacar a las instituciones, sin importar si existe o no razón en sus actos.

TESÓN CONTRA RELOJ

En condiciones sumamente adversas se desarrolla la campaña a favor de la familia, al haber parapetos difíciles de franquear, lo que no obsta para que sus impulsores mantengan la confianza de que pueden frenar los embates y dos de ellos son, sin duda, los más difíciles de combatir, como la disminución de los matrimonios y el aumento de los divorcios.

Pese a que se ha señalado a Aguascalientes como una de las principales entidades conservadoras en el país, está claro que no pasa de ser un lema o un orgullo anacrónico, porque en la práctica hay menos jóvenes con proyectos de contraer nupcias y muchos de ellos en poco tiempo se cansan de las obligaciones que adquirieron, por lo que no optan por casarse por mancomunidad sino por la separación de bienes.

Según los datos del Registro Civil, en 2016 decreció en 3% el número de matrimonios en comparación con el año anterior, en cambio los divorcios aumentaron en 59%, lo que significa que es sumamente acelerada la separación misma que se da por diversos factores, principalmente por negarse a aceptar que “en las buenas y las malas” hay que caminar juntos.

La reforma aprobada por la pasada Legislatura local, que permite los divorcios “presurosos”, ha dado pie para que se abrevie este trámite, sin considerar los solicitantes el daño que resienten los hijos y lo que puede haber en su vida personal, familiar y social.

Es un problema al que no se ha dado la atención que corresponde, como lo demuestra el hecho que desde 1993 se observó un ascenso y, de 2000 a 2009, el número de matrimonios se redujo 11.7% y el de divorcios aumentó 67.4%.

Cada año las autoridades civiles convocan a las parejas en unión libre para que legalicen el vínculo ante el juez del Registro Civil, pero aun cuando se dan el máximo de facilidades no es el número deseado, que se basa en los informes estadísticos, mientras que las iglesias han dejado de hacer campañas ante la poca respuesta, lo que presenta como resultado que en la entidad se vea como algo normal esta situación, que viene a ser parte de las nuevas formas de pensar y de alguna forma aceptado por las familias.

LOS CONSTITUYENTES

En estos tiempos, en que un país niega su origen y desarrollo gracias a la población emigrante, Aguascalientes puede enorgullecerse de ser tierra de oportunidades para todo aquel que ha querido asentarse aquí, por lo que no debe extrañar que los dos disputados que representaron al estado en el Cuarto Congreso Constituyente que tuvo lugar en Querétaro, fueran nativos de Jalisco.

En efecto, en el Congreso que se desarrolló entre diciembre de 1916 y enero de 1917 participaron los ciudadanos Aurelio L. González, por el primer distrito electoral y Daniel Cervantes, por el segundo distrito electoral.

Aurelio L. González nació el 17 de septiembre de 1860 en San Juan de los Lagos e inició sus estudios en su pueblo natal. Años más tarde se radicó en Aguascalientes, donde se dedicó al comercio y a las ventas como comisionista. Se distinguió por sus ideas antirreeleccionistas, convirtiéndose en simpatizante de Francisco I. Madero y fue compadre de Venustiano Carranza.

Representó al Primer Distrito Electoral de Aguascalientes en el Congreso Constituyente y posteriormente, del 10 de junio de 1917 al 4 de mayo de 1920 fue gobernador del estado. Al término de su mandato se reintegró a sus labores como comerciante. Falleció en la Ciudad de México el 29 de julio de 1927.

Daniel Cervantes, también nativo de San Juan de los Lagos, vio la primera luz el 6 de diciembre de 1857. Realizó sus primeros estudios en Guadalajara, hasta su graduación como Químico  Farmacéutico, profesión que desempeñó en Zacatecas, pasando después a ejercerla en Aguascalientes, en donde fue jefe político, diputado local y gobernador interino, además de amigo personal del presidente Carranza.

También fue representante de la Cámara de Comercio local ante las Fuerzas Revolucionarias y como diputado constituyente le correspondió firmar el acta que dio origen a la Constitución Política de la República y promulgada el 5 de Febrero de 1917.

Fue nombrado jefe del Departamento de Almacenes Fabriles y Militares y falleció el uno de noviembre de 1925; sus restos mortales se encuentran en el Lote de Constituyentes, del Panteón Civil de Dolores de la Ciudad de México.

(Información recabada de la edición ilustrada de la Carta Magna, editada por la Cámara de Diputados de la LIV Legislatura del Congreso de la Unión, en septiembre de 1990).