Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La nueva regulación sobre el etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas no justifica una mayor competencia en el mercado, dijo la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México (Canainpa).
En sus comentarios enviados a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), el organismo que representa a los industriales de la panificación en México señaló que el nuevo sistema de etiquetado impone contenidos nutrimentales iguales para todos los productos.
Con esto no se puede asumir que se están estableciendo condiciones equitativas porque en el mercado hay múltiples categorías de productos con origen, propiedades y roles diferentes en una dieta con frecuencias de consumo variables, añadió.
«No es posible comparar productos cárnicos madurados con productos cárnicos embutidos o con productos a base de cereales o con derivados lácteos o derivados de frutas, verduras o legumbres», ejemplificó Borja Esteban Martínez, director general de la Canainpa.
«Los mismos límites nutrimentales para todos los productos en el mercado dificultan al consumidor la elección entre un producto o varios que tengan exactamente el mismo número de sellos nutrimentales, pero que sean productos esencialmente diferentes», añadió.
El proyecto de modificación a la NOM-051 se enfoca en los ingredientes como la grasa, sodio y azúcar y desestima el contenido de otros componentes nutrimentales que también están presentes en un producto, como las proteínas, vitaminas, minerales o la fibra dietética.
Esto estaría proporcionando información parcial a los consumidores, sostuvo el directivo.