Con algunas dudas por la defensiva de los Redskins muchas personas cuestionaron si a Brees le dieron facilidades para romper el récord de yardas lanzadas durante el lunes por la noche y en su estadio, la realidad es que cumplió con un estupendo juego que le hizo ser el mariscal de campo con más yardas conseguidas en la historia. Brees se ha caracterizado por ser excesivamente preciso en su pase durante toda su carrera, siendo un QB difícil de interceptar o anticipar. Su baja estatura magnifica la potencia que tiene Brees en el brazo derecho, incluyendo la facilidad con la que saca los pases y la rapidez con la que lo obtiene.
Brees consiguió superar a todos los mariscales y seguirá acumulando yardas durante la temporada y tal vez dos años más, ya que el líder de la ofensiva de los Saints de 39 años ha comentado en diversas ocasiones que aún le queda mucho por darle al americano. Además de este récord que acaba de romper, en la semana 6 de la temporada podrá romper otro más ya que tiene 499 pases de anotación y está a sólo uno de ser el cuarto QB en la historia en llegar a los 500 junto con Peyton Manning, Brett Favre y Tom Brady que lo consiguió esta campaña. Brees acumula 499 y se encuentra a sólo una anotación de entrar al selecto grupo, pero seguramente irá tras el récord de Manning que se encuentra con 539 pues por lo preciso que es Brees en la zona roja, podría romperlo durante la postemporada de este año en el inicio de la campaña 2019-2020. Lo único seguro es que Brees es uno de los mejores mariscales de campo en la historia, a pesar de sólo tener un anillo de campeonato su talento rompe barreras y récords.