José de Jesús López de Lara

Anoche se registró un fuerte incendio en una vivienda ubicada en el fraccionamiento Pozo Bravo Sur, el cual fue provocado por una veladora cuya llama alcanzó la cortina de la ventana que se ubica en la sala.
Al momento del siniestro se encontraban encerrados en la casa dos niños de 5 y 7 años, quienes fueron rescatados ilesos por policías preventivos y Bomberos Municipales de Aguascalientes.
Este aparatoso incendio se registró aproximadamente a las 20:10 horas del martes, en una vivienda ubicada en la calle Pozo Esmeralda.
Fueron los vecinos quienes alertaron a los servicios de emergencia, tras percatarse que del domicilio salía bastante humo negro.
Inicialmente, se trasladaron al lugar del siniestro los policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, siendo el primero en arribar el oficial Raúl Martínez H., a cargo de la patrulla 0013-B1.
A su llegada, se percató que varias personas intentaban ingresar a la vivienda, debido a que en el interior se encontraban atrapados dos niños identificados como Anthony, de 5 años e Eidam, de 7 años, los cuales gritaban desesperadamente pidiendo ayuda.
En ese momento llegaron las patrullas 0603-B1, a cargo del oficial Indra Yahir Salazar A.; la 0006-B1, a cargo de los policías preventivos Yumi Cortés G. y José Arturo Gómez C.; así como la unidad 0687-B1, a cargo de Joel Antonio Ovando C. y Fernando López T.
Apoyados por Bomberos Municipales de Aguascalientes que también arribaron en las unidades UE-15 y UE-01, y con el uso de herramientas diversas, lograron abrir la puerta principal y lograr rescatar ilesos a los dos niños.
Momentos después llegaron las unidades UE-25, UE-57 y UE-59 de Bomberos Municipales y de la Coordinación Municipal de Protección Civil, al mando del comandante José Franco Toscano, quienes tras varios minutos de intensos trabajos lograron sofocar completamente el incendio.
Cabe destacar que al momento de los hechos no había ningún adulto al cuidado de los niños, por lo que a bordo de la ambulancia UE-58 de la Coordinación Municipal de Protección Civil fueron trasladados a la Dirección de Justicia Municipal, en el Complejo de la SSPM. Más tarde, fueron entregados a su mamá identificada como Érika.