David Julián Torres Martínez

Un enfrentamiento armado se registró el miércoles por la madrugada sobre la carretera rumbo a Teocaltiche, en el que se vieron involucrados presuntos miembros de dos grupos antagónicos del crimen organizado que se disputan la plaza de varios municipios de los Altos Norte de Jalisco.
El saldo de esta balacera fue de dos personas muertas, quienes viajaban a bordo de un automóvil Chevrolet Sonic, color blanco y placas de circulación del estado de Aguascalientes, que contaba con reporte de robo con violencia.
Los sangrientos hechos se registraron aproximadamente a las 01:20 de la madrugada. Fue sobre la carretera federal No. 45 Sur y casi entronque con la carretera que conduce al municipio de Teocaltiche, en el estado de Jalisco, donde se registró el enfrentamiento a balazos entre integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y del Cártel de Sinaloa.
A la escena llegaron policías preventivos de Encarnación de Díaz Jalisco y de Teocaltiche, así como agentes de la Fuerza Única Regional, de la Fiscalía General de Jalisco y de militares.
Asimismo, acudieron ambulancias de Cruz Roja, cuyos paramédicos encontraron los cadáveres de dos personas del sexo masculino que habían sido abatidos a balazos.
En el interior del coche Chevrolet Sonic, agentes de la Fiscalía de Jalisco encontraron evidencia que relaciona a los dos hombres fallecidos, como integrantes del Cártel de Sinaloa.
De acuerdo a las primeras investigaciones llevadas a cabo, se estableció que estos dos sujetos fueron atacados por hombres armados del CJNG, mientras se desplazaban por la carretera a Teocaltiche, Jalisco, a bordo del automóvil Chevrolet Sonic.
Al llegar a la carretera federal No. 45 Sur, trataron de continuar su trayecto en dirección hacia Aguascalientes, en sentido sur-norte, pero el conductor fue alcanzado por las balas, lo que provocó que perdiera el control de la unidad automotriz.
El coche se salió de la cinta asfáltica y tras impactarse contra una malla ciclónica, terminó por volcarse de manera aparatosa. Uno de los tripulantes de este coche logró bajar y trató de escapar corriendo, pero fue ejecutado a balazos. Cabe destacar que en la escena fueron localizados una importante cantidad de cartuchos percutidos calibre .223 y calibre 45 mm.
Finalmente, llegó el personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), quienes se encargaron de trasladar los cuerpos al Semefo en Lagos de Moreno.