José de Jesús López de Lara

Una tragedia se registró anoche durante un partido de futbol que se realizaba en una cancha que se ubica por el Antiguo Camino a San Ignacio, al poniente de la ciudad.
Unos jóvenes se electrocutaron al intentar bajar un balón atorado en unas ramas. Uno de ellos murió, mientras que otro resultó con quemaduras en las manos y fue trasladado a recibir atención médica.
La tragedia sucedió el martes a las 20:55 horas, en los campos de futbol “Los Gavilanes”, hasta donde arribaron policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, una ambulancia del ISSEA y las unidades UE-06 y UE-15 de Bomberos Municipales de Aguascalientes y de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Quien murió fue un joven identificado como Francisco, de 17 años, con domicilio en el fraccionamiento Morelos; el herido es otro adolescente de nombre Juan Pablo, quien vive en el fraccionamiento J. Guadalupe Peralta.
Se estableció que el balón que utilizaban para jugar se “voló” a un árbol y quedó atorado entre las ramas, por lo que tres jugadores intentaron bajarlo, utilizando para ello una varilla como extensión. Sin embargo, accidentalmente tocaron unos cables de la CFE y recibieron una descarga de 13,800 voltios.
Debido a que Francisco no soltó la varilla, murió casi de manera instantánea, mientras que uno de sus compañeros resultó herido y otro más ileso. Al lugar de los hechos llegaron más tarde los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.