David Julián Torres Martínez

Durante la tarde del viernes, fueron encontrados los cadáveres desmembrados de dos personas del sexo masculino, los cuales estaban tirados a la orilla de la carretera Teocaltiche-Nochistlán, a la altura del poblado Piedra Parada, en el municipio Valle de Juárez, en el estado de Jalisco.
Hasta el lugar del hallazgo llegaron oficiales de la Policía Municipal de Valle de Juárez, además de la Policía Estatal Preventiva, agentes de la Fiscalía General de Jalisco y efectivos del Ejército Mexicano.
Se estableció que los restos humanos encontrados corresponden a dos hombres, mismos que presentaban huellas de tortura y un balazo en la cabeza, de los llamados “tiro de gracia”.
Los restos humanos fueron esparcidos en ambos lados de la cinta asfáltica, por lo que ese tramo de la carretera fue bloqueado del tráfico vehicular mientras se llevaban a cabo las diligencias correspondientes.
Personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses se encargaron de levantar indicios en la escena del crimen, para posteriormente trasladarlos a la morgue, donde fueron depositados en calidad de desconocidos.