La Fiscalía General del Estado en conjunto con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, lograron la ejecución de dos órdenes de cateo, en las que fueron aseguradas diversas dosis de drogas como la marihuana, cocaína y “cristal”, encontrándose en los inmuebles donde se realizaron los operativos a 9 sujetos en posesión simple de las mismas, lo que derivó en la obtención y aplicación de una orden de aprehensión en contra de un sujeto acusado por la venta de dichas sustancias, mismo imputado a quien hace unos días le fue dictado Auto de Vinculación a Proceso con la medida cautelar de Prisión Preventiva.
Los hechos se desarrollaron luego del trabajo de investigación de Inteligencia realizado por la Unidad Especializada de Combate al Narcomenudeo, de la Fiscalía General del Estado, con la sustancial participación de elementos de la división de investigación e inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, con la finalidad de recabar suficiente información que arrojara certeza, a fin de lograr obtener dos órdenes de cateo en domicilios donde se comercializaban sustancias prohibidas.
Los cateos se ejecutaron en las colonias Fundadores y Curtidores, el pasado viernes 25 del presente mes y año, fecha en la que, agentes de la Unidad Especializada de Combate al Narcomenudeo adscritos a la FGE, en coordinación con agentes de Inteligencia de la SSPM.
Luego de las investigaciones que derivaron de los cateos, se logró la detención de Carlos Alberto, señalado como posible distribuidor de sustancias prohibidas en la zona, mismo que habita en uno de los inmuebles cateados.
El imputado participó el día lunes en una audiencia Inicial, a efecto de que le fuera resuelta su situación legal; siendo así, que la Fiscalía General del Estado a través del Fiscal de la causa, formuló la imputación en contra del acusado por Delitos Contra la Salud en su Modalidad de Posesión de Narcótico con Fines de Comercio, lográndose la Vinculación a Proceso del imputado, a quien se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva justificada en la que deberá permanecer por un término de 45 días, tiempo en el que deberá concluir la investigación complementaria.