EL PRIMERO.- Una movilización policíaca provocó el hallazgo de un cadáver en avanzado estado de putrefacción, en el interior de un automóvil que se localizaba en el exterior de un taller mecánico de la colonia Industrial.
Tras las investigaciones llevadas a cabo por la Fiscalía General del Estado, quedó descartado cualquier hecho violento.
La persona fallecida fue identificada como Obed Gamaliel, de 32 años, quien vivía en situación de calle.
El propietario del taller mecánico donde se localizó el cadáver, comentó que le permitía a esta persona quedarse a dormir en los vehículos que le llevaban a componer.
Fue a las 12:30 horas del miércoles, cuando se reportó a los servicios de emergencia que en el interior de un automóvil Ford Cougar, color gris y placas de circulación de Aguascalientes, que estaba estacionado en un taller mecánico ubicado sobre la avenida General Barragán, se encontraba el cadáver de una persona del sexo masculino.
Hasta el lugar de los hechos arribaron policías preventivos y policías estatales, quienes confirmaron que en el asiento trasero de la unidad automotriz estaba el cadáver de un hombre en avanzado estado de putrefacción.
Más tarde acudieron a la escena a realizar las investigaciones correspondientes los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público.
Se determinó que la muerte de esta persona fue por cirrosis hepática, descartándose cualquier hecho violento.
OTRO MÁS.- Un hombre que vivía solo y además estaba enfermo, fue encontrado muerto en el interior de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Villas del Río, al oriente de la ciudad. La víctima ya tenía más de 72 horas muerto, por lo que el cadáver ya se encontraba en avanzado estado de descomposición.
Fue identificado como J. Guadalupe, de 54 años, quien era originario del estado de Guanajuato. Fue una de sus hermanas quien hizo el macabro hallazgo el día de ayer a las 16:00 horas.
La mujer, originaria también de Guanajuato, arribó al domicilio de su hermano, ubicado en la calle Río Nautla, en el fraccionamiento Villas del Río, con la finalidad de visitarlo, ya que no tenía noticias de él desde la semana pasada.
Sin embargo, después de estar tocando el timbre insistentemente y no recibir respuesta, pidió ayuda a uno de los vecinos para poder entrar, percatándose en esos momentos que del interior de la vivienda se percibían olores fétidos.
Ya en el interior de la finca encontraron el cadáver en estado de putrefacción del hombre, por lo que llamaron a los servicios de emergencia.
Posteriormente, al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se estableció que el hombre murió a consecuencia de una enfermedad que padecía desde hace tiempo.

¡Participa con tu opinión!