Noé Magallón
 Agencia Reforma

Guadalajara, México.- Una semana ha pasado desde que Ulises Adair Cardona Flores desapareció en Tecalitlán y sus familiares no cesan en su búsqueda por brechas y zonas accidentadas. Aseguran que nada los detendrá. Ni siquiera el hecho de que, acusan, elementos de la Marina fueron quienes lo privaron de la libertad.
La acusación se sostiene en el testimonio de un amigo, quien asegura que la madrugada del lunes 22 de enero los “levantaron” efectivos y los torturaron.
Los jóvenes, ambos de 17 años y vecinos de La Floresta, Tuxpan, estaban en Tecalitlán cuando fueron privados de la libertad, supo Norma Flores, mamá de Ulises.
El amigo de su hijo le contó todo en la mañana del mismo día. Relató que estaban fumando un cigarro en la vía pública cuando los efectivos llegaron, entre las 0:00 y las 0:30 horas.
“Nos llegaron los marinos, nos lamparearon y nos agarraron; a mí me agarraron primero pero a Uli ya no lo volví a ver”, le contó el lesionado a Norma.
“Que estaban afuera o cerca de un centro nocturno llamado Galaxy, en las afueras de Tecalitlán, entonces dice que él corrió para un lado y mi hijo para otro”.
Más tarde, entre las 4:00 y 5:00 horas, al amigo de Ulises lo abandonaron cerca del campamento de la Marina en Coahuayote, Zapotiltic.
“Lo torturaron muy feo, dice que le dieron batazos, cinturonazos, descargas eléctricas, cachazos, le trasquilaron el pelo y le dijeron que si no hablaba también le iban a cortar las orejas”, agregó la mujer.
Tras enterarse del incidente, Norma acudió a la PGR para denunciar y después puso una queja en Derechos Humanos.
“Hemos vivido los peores días, mi hija está muy afectada, llora, no la puedo dejar sola. Mi hijo el mayor se hace el fuerte pero está deprimido. Es horrible, horrible, la desesperación de no saber dónde está, de no encontrarlo, de no saber para dónde ir; se siente uno tan pequeñito.
“Mi hijo tenía sus planes e incluso estábamos ayudándolo a investigar porque pendej…nte quiere ser marino o militar”, dijo Norma.
“Él quiere ser como ellos y ellos me lo quitaron. Yo sigo diciendo que ellos porque está el testigo que dice que sí fueron los marinos”.
En entrevista, el Secretario general de Gobierno, Roberto López Lara, señaló que el Gobierno del Estado investiga las protestas de habitantes de Tuxpan y otras localidades, tras la desaparición del joven.