Sineli Santos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- México se coronó, por partida doble, en la Homeless World Cup.
El Estadio del Zócalo de la Ciudad de México se pintó de verde para apoyar a los tricolores; el “Cielito Lindo” retumbaba una y otra vez y el “¡vamos, cabr…!” sonó cada que los rivales marcaban gol.
El equipo tricolor femenil dio el primer espectáculo. Bravas en el ataque y precisas en los tiros, acabaron con las aspiraciones de la escuadra colombiana para vencerlas por marcador de 5-3.
“Estoy muy feliz, muy contenta, creo que se logró el objetivo y qué mejor que lo logramos ante un rival tan complicado como Colombia y en casa”, comentó Adriana García, capitana del equipo.
“Es una emoción muy grande, el objetivo lo teníamos desde la pretemporada, gracias a Dios se nos dio y es una sensación muy padre que tanta gente nos apoyara, sólo puedo decir ¡México campeón!”, expresó la jugadora Aurora Montalvo.
El broche de oro corrió a cargo del conjunto varonil mexicano.
Chile, su rival en turno, les mostró un juego más ofensivo y rápido, se habían hecho más fuertes después de la Semifinal y lo demostraron al abrir el marcador.
México, más con garra y entrega que con buen futbol, logró la hazaña de remontar y levantó el trofeo de campeón.
“Estoy muy orgulloso de haber representado a mi país y contento por ganar aquí, con toda esta gente”, aseguró Javier Ávila, seleccionado tricolor que le dedicó la victoria a su hijo, quien se encuentra en Zacatecas.
Durante la premiación ambos equipos le dieron la vuelta al recinto con sus trofeos, cantaron, se tomaron fotos y mostraron lágrimas de alegría.
La felicidad de sus rostros reflejaba la esperanza, ésa que muchos de ellos habían perdido por culpa del alcohol, las drogas y la violencia.