MONTREAL, Canadá.- La bandera del cavallino rampante y el color rojo de Ferrari volvieron a tomar el mando en Canadá.
Ni el accidente de la primera vuelta entre dos autos del fondo, ni la presencia del auto de seguridad en el arranque, pudieron estropear el dominio de Sebastián Vettel quien de punta a punta ganó el Gran Premio de Canadá.
Así la escudería italiana volvió a la victoria sobre el circuito Gilles Villeneuve después de 14 años, tras el último triunfo con Michael Schumacher al volante en el 2004.
El piloto alemán no tuvo oposición, ya que el finlandés Valtteri Bottas poco pudo hacer para acercársele o pelearle la punta, por lo que terminó en segundo por delante de Max Verstappen que terminó en tercero.
El safety car ingresó apenas en la segunda vuelta, para limpiar los restos de los autos de Brendon Hartley y Lances Stroll, que se accidentaron en la primera vuelta.
Cuando se relanzó la carrera, el mexicano Sergio Pérez que había arrancado en décimo, perdió cuatro posiciones en un incidente al derrapar en la zona de chicanas y por poco quedar fuera de combate, al intentar rebasar a Carlos Sainz.
Checo terminó en la posición 13, pero se quejó de que el español lo había sacado a propósito de la pista.
Tras la investigación del incidente los comisarios decretaron que no había motivo para sancionar a nadie, al considerarlo una acción de carrera.
El francés Esteban Ocon que también se vio perjudicado por su equipo con una parada lenta de pits, terminó en el noveno lugar para rescatar 2 puntos, a pesar de que había partido en octavo.
Tras su victoria número 50, Vettel es nuevo líder en el campeonato de pilotos. (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!