Siempre se ha pensado que el manejar un auto de velocidades manual es algo muy complicado de aprender, pero, la verdad es que, una vez dominado, resulta divertido.

Al conducir un auto estándar, uno se ve envuelto en una especie de danza en la que se sigue el ritmo de las revoluciones del motor y, como primer paso de baile, se presiona el pedal del clutch para después colocar la palanca de velocidades en la posición correcta. Finalmente, con gracia y suavidad, se oprime el acelerador y se saca con sutileza el embrague. En ese instante, el avance del auto se hace presente y nosotros nos convertimos en dueños de ese movimiento.

La armonía de pies, manos, oídos y vista permiten controlar el auto. Es algo así como magia de todo el cuerpo. Quien no sepa manejar un auto manual, se ha perdido de una gratísima experiencia.

Con agrado recuerdo las palabras de mi esposa Elena y de mis hijos, Lucy y Sergio, cuando manejaron un vehículo automático por primera vez, luego de haber aprendido en uno estándar. “No tiene chiste”, exclamaron luego de dar una vuelta cada uno.

Sin embargo, me llegaron tres preguntas sobre los autos de velocidades manuales. Quisiera comentar cada una.

1. ¿Cuál es la forma correcta de frenar en un alto? ¿Está bien pasar de alguna velocidad a neutral y dejar que el auto llegue al alto con el impulso?
Es mejor quitar la velocidad y dejarlo en neutral hasta que el auto esté completamente detenido, pues pudiera ser que el alto sea breve y nos dé tiempo de seguir con esa velocidad, también tendremos la oportunidad de pasar a una velocidad descendente para volver a arrancar.

Ahora bien, si ya está usted totalmente detenido, evite mantener el clutch oprimido, esto hace trabajar al balero collarín sin razón y reduce la vida útil del embrague. Mejor, coloque la palanca en neutral y suelte el pedal.

Ahora, sí está bien llegar con el impulso y en neutral, pero mejor meta el clutch, deje ir el auto y espere a llegar al alto.

2. Si estoy manejado en carretera o autopista y hay subidas pronunciadas, ¿qué debo hacer para no perder velocidad?
Muy sencillo ¿ha venido observando el velocímetro? Será suficiente con oprimir el acelerador paulatinamente para ir conservando esa misma velocidad que traía antes de la pendiente.

3. ¿Cuando el auto se queda en una pendiente es recomendable acudir al freno de mano para que no se vaya hacia atrás el auto o esto provoca algún desgaste?
¡Claro! Es una magnífica maniobra y es el terror más grande en nuestras primeras lecciones ¡Ay!, el auto se iba para atrás y entonces le dábamos un gran acelerón, sacábamos el clutch de golpe y se apagaba el motor o bien patinábamos llanta cual pilotos infernales.

Pero hay que recordar que muchos de aquellos autos no tenían palanca de freno sino un pequeño pedal en el área de los pies. La verdad no era posible activarlo cómodamente para este propósito. Ahora, la mayoría de los autos traen palanca y es más fácil así controlar el “despegue” en una pendiente.

Esta maniobra se realiza de la siguiente forma: coloque el freno de mano hasta donde el auto no se desplace (no hay un desgaste significativo), oprima el clutch, ponga la primera velocidad y, como lo habíamos dicho anteriormente, con delicadeza y ritmo acelere despacio al tiempo que saca el pedal del clutch de a poco. Sentirá cómo el auto ya quiere avanzar, empujándonos. En ese momento, suelte despacio la palanca, liberando, cual fiera, al auto de su paralización momentánea.

¡Participa con tu opinión!