Ante el compromiso de gestionar treinta millones de pesos para concluir el Rastro Público Tipo Inspección Federal (TIF), José de Jesús Guzmán de Alba, presidente de la UGRH, denunció la desaparición de toda la documentación ingresada en el Gobierno del Estado (en la Seguot) y la Presidencia Municipal (en la Sedum), a fin de que fueran revalidadas las licencias de construcción.

Por esa razón, este proyecto en su reactivación se retrasa un poco en lo que se vuelve a ingresar el expediente en ambas dependencias. También se espera concretar el convenio con el Municipio de Aguascalientes para que se le preste el servicio de matanza regular de bovinos, con lo cual se podría solicitar recursos federales vía la Sagarpa para la operación de este rastro. Aunque aclaró que las actuales autoridades estatal y capitalina están apoyando decididamente este proyecto a favor de la ganadería local.

En entrevista con El Heraldo, el dirigente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida mencionó que los documentos fueron desaparecidos por la anterior administración estatal, y ahora se trabaja con la alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel para que acepten que este rastro les preste el servicio, y para ello se necesitaría solicitar el permiso al Cabildo de la capital.

Esto no implicaría cerrar el rastro municipal, ya que en aquel se ofrece el servicio de matanza a diversas especies animales, y el Rastro TIF se especializaría en bovinos.

Guzmán de Alba precisó que hasta el momento se han invertido 50 millones de pesos disponibles en la construcción del Rastro tipo TIF, el cual lleva un avance del 70%, sin embargo, para terminarlo se requieren otros 30 millones de pesos, los cuales se buscarán principalmente de la Federación, junto con el Gobierno Estatal, y se espera la participación del Municipio, así como de los productores y de los créditos bancarios.

Luego, agradeció el apoyo del Gobierno del Estado por destrabar este proyecto que tenía varios años detenido por cuestiones legales, pero ahora se continúa con esta obra necesaria para la entidad. “Si el Municipio acepta el convenio de servicios tendría que invertir recursos por el uso y en algunas instalaciones, pero si no lo quiere, lo único que se pedirá es que no pongan trabas en las licencias de construcción”, finalizó.

¡Participa con tu opinión!