José de Jesús López de Lara

Intensas movilizaciones policiacas se registraron el miércoles por la mañana en el oriente y norte de la ciudad, luego de perpetrarse dos asaltos a negocios de celulares. Los hampones lograron burlar los cercos policiacos y no fueron capturados.
El primer atraco con violencia se registró al filo de las 11:30 de la mañana, en un local de venta de equipos y accesorios telefónicos que se ubica en el fraccionamiento Ojocaliente III.
Fue perpetrado por tres hampones que iban armados con pistolas tipo escuadra, quienes tras amagar al encargado lo despojaron de varios teléfonos celulares y dinero en efectivo, todo ello por un monto superior a los 30 mil pesos.
Ya con el botín en su poder, escaparon hacia avenida Ojocaliente, en un automóvil color rojo y al parecer placas de circulación del Estado de México.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” y policías ministeriales del Grupo Anti-Asaltos, quienes implementaron un operativo en la zona pero no se logró dar con el paradero de los hampones.
Posteriormente, a las 13:50 horas, se registró otro asalto a un negocio de venta de celulares ubicado en avenida Canal Interceptor, a la altura del fraccionamiento Las Arboledas.
En esta ocasión el atraco fue perpetrado por dos mujeres y un hombre que llevaba una pistola tipo escuadra. Tras someter al encargado, se apoderaron de 10 teléfonos celulares y aproximadamente 35 mil pesos en efectivo.
De acuerdo a la versión de testigos, los hampones escaparon en un taxi color blanco, del cual no se lograron percatar del número económico.
Hasta el lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Pocitos” y agentes del Grupo Anti-Robos de la PME, quienes iniciaron las investigaciones correspondientes.