CDMX.- La fortuna de Kim Kardashian y Kanye West asciende a 355 millones de dólares, según la revista TIME. Pero, en caso de divorcio, la socialité saldría ganando.
Según datos de la revista, la fortuna de la socialité se estima en 175 millones de dólares, mientras que la del rapero en unos 160.
El asunto es que, ante un divorcio, sería ella la que saldría ganando, gracias al acuerdo prenupcial que firmaron.
Ella recibiría un millón de dólares por cada año de matrimonio, hasta un tope de 10 millones, pero también se quedaría con la mansión de Bel Air, así como los regalos y joyas que le obsequió su marido.
Además, si se divorcian, el dinero que Kardashian genere con sus negocios no será dividido y le pertenecerá únicamente a ella. (Staff/Agencia Reforma)