Édgar Hernández
Agencia Reforma

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas.-La precandidatura del senador priista Roberto Albores Gleason ha dividido no sólo al PVEM, sino también al propio PRI, partido que lo postula.
El diputado priista Willy Ochoa Gallegos, presidente del Congreso de Chiapas, acusó al tricolor de imparcial y simulador.
Señaló que la convocatoria para el registro de precandidatos por la gubernatura no cumplió formas políticas, y tampoco hubo diálogo ni búsqueda de acuerdos.
El priista lamentó mediante una carta que el Comité Ejecutivo Nacional del tricolor no haya hecho un llamado a todos los aspirantes para acordar un candidato de unidad.
“Lamento que no existan las condiciones para competir, no hay un procedimiento imparcial, por eso decidí no inscribirme a este proceso interno, a todo ese priismo que simpatiza con nuestra visión de partido, tengo la responsabilidad de decirle que no voy a ser parte de un proceso simulado que lastime a la militancia”, señaló en su misiva.
El PRI, agregó, necesita congruencia, orden y respeto a sus bases, por lo que confió que la llegada de Enrique Miranda Nava como delegado nacional ayude a reparar la unidad partidista.
En tanto, priistas marcharon en Tuxtla Gutiérrez en protesta por la “imposición” de candidatos.

Por la sociedad
En su registro como precandidato único del PRI por la gubernatura de Chiapas, Albores Gleason dijo que buscará a la militancia.
–¿Le están dejando un cascarón verde?, se le cuestionó en referencia a la renuncia del dirigente estatal del PVEM, Eduardo Ramírez, y 14 diputados.
“Estamos apenas en el trabajo de las coaliciones, tengo un profundo aprecio a la militancia verde, he sido diputado federal PRI-Verde, senador suplente PRI-Verde, soy senador de la República PRI-Verde”, señaló.
–¿Van por la militancia aunque se vayan los liderazgos?, se le insistió.
“Vamos a trabajar por la sociedad civil, vamos, cada militante de cada partido es un ciudadano y ese ciudadano nuestro objetivo es convencerlo”, respondió.
El legislador indicó que insistirá en mantener la alianza, aunque hoy martes vence el plazo para que los partidos definan.
Julián Nazar, dirigente estatal del PRI, dijo que en 2012 el tricolor cedió la candidatura por la gubernatura al PVEM, con el ahora mandatario Manuel Velasco, por lo que, afirmó, le toca ceder al verde.
“En el 2012, aunque hubieron deseos de participar de algunos priistas para ser tomados en cuenta en la candidatura, se tomó el acuerdo nacional por los dos partidos, tanto el PRI como el verde, de llevar a la gubernatura al compañero Gobernador Manuel Velasco Coello, y nadie del PRI le regateó el apoyo.
“Lo mínimo que podemos esperar es la misma reciprocidad”, dijo.