Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 1-Sep.- Países de América Latina se están disputando las importaciones de combustible tras el paso del huracán “Harvey” que paralizó el centro de refinación estadounidense del Golfo de México.
De acuerdo con la agencia Reuters, compradores de México, Brasil, Colombia, Venezuela, Argentina y otros países están recurriendo a refinerías de Europa, Asia e incluso a la costa este de Estados Unidos en una carrera por reemplazar más de 2.5 millones de barriles por día (bdp) de importaciones de combustible.
Aproximadamente una cuarta parte de la capacidad de refinación estadounidense, unos 4.4 millones de bpd, fue paralizada cuando “Harvey” golpeó a Texas y Luisiana, elevando los precios de la gasolina a máximos de dos años por encima de los 2 dólares el galón.
“Algo de esto vendrá de Asia, la mayor parte vendrá de Europa y hay margen para apretar un poco el cinturón o prescindir de suministro”, dijo a la agencia europea Paulo Nery, jefe de petróleo de Genscape para la región de Europa, Oriente Medio y África.
La paralización inicial provocó una fiebre de compras en Estados Unidos, con los operadores desviando cargas para evitar la escasez de combustible en el mercado de energía más grande del mundo.
Sin embargo, corredores de transporte marítimo y analistas dijeron que algunos de esos cargamentos cambiarían de destino nuevamente porque América Latina está compitiendo por importaciones clave.
La demanda latinoamericana de importaciones ya había este año antes de “Harvey”, pues una serie de paros en refinerías había reducido la oferta interna en países como México y Venezuela.

¡Participa con tu opinión!