Con el registro anual de seiscientos amparos en contra del Derecho de Alumbrado Público (DAP) que equivalía a 25 millones de pesos, el tesorero Alfredo Martín Cervantes García informó que las solicitudes que han comenzado a presentar los contribuyentes por este concepto, serán analizadas de manera personalizada para aplicar los descuentos de hasta el 80% y concretar los convenios que serán reportados a la CFE.
Con la nueva Ley de Ingresos 2018, dijo, quedó facultada la firma de convenios y el procedimiento es el siguiente: “el empresario acudirá a la Secretaría de Finanzas con el cobro del DAP que estará recibiendo entre los meses de febrero y marzo, se revisará el consumo y con base en eso se aplicará un descuento, y al momento que se logre un acuerdo se avisará a la CFE para que no le haga el cargo”.
En este momento, la Secretaría de Finanzas del Municipio busca justicia y equidad en el pago del DAP, ya que hay empresarios a los que les llega un consumo de 20 o 30 millones de pesos, y algo similar ocurrió con el cobro de los 560 pesos que se aplicó a las familias en el 2017.
Por esa razón, se propusieron y se aprobaron para la Ley de Ingresos 2018 algunas adecuaciones que se estarán observando en el próximo mes de marzo; hasta la fecha se han acercado varios empresarios para presentar sus solicitudes de descuentos y otros han reportado que seguirán amparándose.
En entrevista con El Heraldo, el funcionario mencionó que las grandes empresas que deben pagar hasta 20 millones de pesos por el concepto del DAP, ahora con la política de descuentos de hasta el 80%, estaría pagando sólo cuatro millones de pesos.
Indicó que de acuerdo al monto de consumo de energía eléctrica en los usuarios, se aplicará un descuento que favorezca un acuerdo entre las partes, y así el contribuyente no tenga que meterse el resto del año en asuntos de demandas, abogados y demás; “es mejor una buena negociación que un mal pleito”.
Finalmente, Alfredo Martín Cervantes García sostuvo que se busca equidad en el cobro del DAP y de esta manera se generen los 140 millones de pesos que se necesitan para pagar el servicio de alumbrado público en el municipio de Aguascalientes, así como abatir los problemas de zonas en penumbras durante las noches porque no funcionan las luminarias.