Una impresionante movilización policiaca se registró el lunes por la tarde en la Zona Centro de la ciudad, y que fue provocada por dos hombres y una mujer que se encontraban completamente alcoholizados y que estuvieron a punto de chocar una patrulla de la Fiscalía General del Estado.
En su intento por evitar que los sospechosos escaparan, la patrulla de la Policía Ministerial se impactó contra un coche estacionado y al mismo tiempo, a un policía ministerial se le escaparon dos balazos, lo que a punto estuvo de provocar una tragedia.
Al final, los tres sospechosos fueron arrestados y trasladados a la Fiscalía General del Estado.
De igual forma, los policías ministeriales que se vieron involucrados en este conflicto vial quedaron bajo investigación, a fin de deslindar responsabilidades.
Los hechos se registraron el lunes poco después de las 18:30 horas, cuando una patrulla de la PME, siendo una camioneta Nissan Titán, pick up, color blanco y placas de Aguascalientes, se desplazaba por la calle Zaragoza en dirección de sur a norte.
Pero a la altura de la calle Álvaro Obregón, la unidad policiaca estuvo a punto de ser impactada por una camioneta Mazda, en color negro y sin placas de circulación, que se desplazaba a exceso de velocidad y en donde viajaban dos hombres y una mujer.
Debido a lo anterior, los policías ministeriales le pidieron al conductor de la camioneta que detuviera la marcha, pero éste hizo caso omiso y trató de escapar sobre la calle Álvaro Obregón, por lo que los agentes de la Fiscalía General del Estado fueron en su persecución.
Sin embargo, en varias ocasiones, el conductor de la camioneta Mazda se le cerró violentamente a la patrulla de la FGE, por lo que uno de los policías ministeriales que iba en el asiento trasero, sacó su pistola de cargo ante una posible agresión.
En su intento de escapar, los tripulantes de la camioneta Mazda provocaron que la camioneta Nissan Titán de la FGE, colisionara violentamente contra un automóvil VW Jetta, color rojo, que estaba estacionado, propiedad de una persona de nombre Ismael, quien tiene su domicilio en el fraccionamiento Santa Anita.
En ese momento al policía ministerial que portaba su pistola de cargo se le disparó accidentalmente y estuvo a punto de matar a su compañero que conducía la unidad policiaca, ya que una de las balas hizo impacto en el parabrisas del lado izquierdo.
Otra bala hizo impacto en la fachada de una casa.
Cuando los tripulantes de la camioneta Mazda escucharon los balazos, presumieron que estaban siendo agredidos y optaron por detenerse.
En ese momento se estableció que en dicha camioneta viajaban dos hombres -padre e hijo-, así como una mujer quienes se encontraban completamente alcoholizados. Incluso, uno de ellos dijo ser policía federal, lo cual no fue confirmado.
Cuando se iba a proceder al arresto de los sospechosos, la mujer atacó a golpes a una agente ministerial que resultó lesionada, por lo que la agresora tuvo que ser sometida y esposada.
Hasta el lugar de los hechos llegaron momentos después patrullas de la Policía Preventiva, Policía Vial, ciclopolicías y agentes de la Fiscalía General del Estado, al mando del director de la corporación policiaca René Alejandro Carrillo.
De igual forma, llegó un paramédico del Grupo “Centinela” de la Coordinación Municipal de Protección Civil, quien atendió a la mujer ministerial que fue golpeada, sin que requiriera ser trasladada a algún nosocomio.
Los civiles detenidos -cuya identidad no fue revelada-, fueron trasladados a las instalaciones de la Comisaría de Policía Ministerial del Estado.