CDMX.- Bradley Cooper pasó el Día del Padre a solas con su hija Le de Seine, de 2 años, mientras Irina Shayk se pasea por Italia sin su sortija de compromiso.
El actor y la modelo están en negociaciones para llegar a un acuerdo sobre la custodia de su hija, además de su separación, según la revista People.
Los rumores de la ruptura surgieron desde que Cooper rodó la película «Nace una Estrella» con Lady Gaga como su coprotagonista. Luego se acentuaron tras la actuación de ambos en la gala de los premios Oscar, donde se mostraron cariñosos frente a una audiencia en la que estaba presente la propia Shayk.
Ahora, la prensa europea captó a la modelo en Italia, donde ha estado trabajando estos días. En las fotos, se aprecia que Shayk no luce ya el anillo que Cooper le había regalado.
Cooper, por su parte, fue captado el Día del Padre cargando a su pequeña a punto de abordar un jet privado en Los Ángeles. (Staff/Agencia Reforma)