Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Francisco Javier García Cabeza de Vaca se quedó sin membresía en el Club de Golf.
El Gobernador de Tamaulipas y su familia se quedará con un súper departamento de 14.3 millones de pesos en el fraccionamiento Bosques de Santa Fe pero nada más.
Luego de dos años de litigio, un juez federal resolvió que aunque Cabeza de Vaca compró el departamento en diciembre de 2013 no incluía automáticamente la adquisición de la acción número 434 del Club, pues el Consejo de Administración es quien debe dar la anuencia para el ingreso de nuevos socios.
En mayo de 2016, cuando REFORMA difundió el caso, fuentes del Club dijeron que existe un estricto análisis de admisión a nuevos socios para evitar el ingreso de personajes que no acreditaran la legitimidad de su riqueza o solvencia moral.
Cuando el Mandatario demandó por daño moral afirmó que no dejarlo usar el club lo ponía “en ridículo”.