El don de la vida y el cumplir quince años, fue motivo de agradecimiento a Dios por parte de Andrea Jacqueline Durón Moreno, quien participó de una misa en su honor en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción.
Para esta importante ocasión, contó con la destacada presencia de sus padres, Arturo Durón Rangel y Ma. del Rosario Moreno Montoya, así como sus padrinos, Israel Peña Salmón y Margarita Peña Rangel.
Al igual que en la ceremonia religiosa, durante el festejo que más tarde se llevó a cabo, fue acompañada por sus chambelanes, familiares y amigos cercanos con quienes compartió una agradable velada.