El sector del autotransporte de carga se mantiene en vilo ante la declaración del presidente electo en el sentido de que será difícil detener el incremento en los combustibles, reconoció el presidente de Canacar Aguascalientes, Roberto Díaz Ruiz.
Dijo que tan sólo en lo que va del año el diesel se ha incrementado más del 20%, pese a que por ser año electoral se estimaba que no habría tal despegue del precio, menos aún con el golpe asestado en este insumo el año pasado.
“Sin embargo, el alza no ha cesado y cada día del año en curso el precio del combustible se mueve de uno a tres centavos diarios, lo que acumulado significa un nuevo golpe que lamentablemente no podrá detenerse, según lo ha reconocido el propio AMLO”.
En entrevista, recordó que el diesel representa entre el 30% y el 40% de los ingresos totales de una flota de transporte de carga y sin embargo han tenido que asumir costos y tratar de salir adelante.
Recalcó que pese a un incremento acumulado de cuando menos el 20% promedio en las diferentes regiones del país, el sector del autotransporte de carga no ha podido repercutir el alza en el precio de los servicios que presta.
Y es que la mayor parte de los transportistas incrementó tarifas en enero, mismas que se negociaron desde diciembre anterior para su aplicación a partir del 15 de enero o del 1 de febrero.
“Por lo que es sumamente difícil a estas alturas del año pretender un reajuste cuando los clientes ya lo tienen presupuestado de una forma, ya que les movería su dinámica y eso en conjunto afecta la economía que de por sí ha estado algo desacelerada este año electoral”.
Díaz Ruiz estimó que será hasta el próximo año cuando pueda haber reajustes y sin embargo esto dependerá a su vez de lo que se plantee en el inicio del nuevo Gobierno Federal.
Finalmente, recordó que cuando hay cambio de gobierno, los inversionistas se mantienen a la expectativa de lo que va a ocurrir y el sentido que se dará a las políticas públicas que se van a manejar, pues de ahí depende el rumbo que todos van a tomar.